En el marco del festejo de sus 20 años en Cosquín –con entradas agotadas– Soledad Pastorutti invadió con su energía la Plaza Próspero Molina en una velada cargada de emociones.

Con una lista interminable de artistas invitados, de muchísima calidad y como en pocas ocasiones ocurrió, La Sole demostró que sigue siendo esa muchacha huracanada que se lleva por delante el mundo y que agita el poncho con energía inagotable.

”Me cumplieron el sueño de mi vida. Nunca pensé que iban a venir todos (los invitados)”, confesó.

Para comenzar con su espectacular actuación, la cantante expresó:
“Quiero compartir el escenario con mi gran compañera, con la que está siempre. ¿Tienen los ponchos preparados?”, dijo para presentar a su hermana Natalia y así juntas entonar y revolear el poncho con “A Don Ata”.

De repente, se produjo un silencio en la plaza y se puso oscuro el escenario mientras se proyectaba un video con algunas frases de Soledad de cuando era pequeña. Seguido de eso, “Apurate José” se escuchó en el Atahualpa Yupanki.

“Vamos a recorrer un poco con canciones y con gente que formaron parte de ellas. Con mucho cariño quiero recibir a un gringo santafesino que escribe canciones hermosas”, expresó la cantante, para presentar a Julián Ratti y hacer juntos “Potrerito de la infancia”.

Luego, llegó el turno de Orlando Vera Cruz. Los rasguidos de la guitarra de Orlando junto a las palmas de la gente comenzaron a sonar para dar inicio a “Pilchas gauchas”.

Después siguió otro amigo, autor de una de las chacareras del segundo disco de La Sole, Facundo Saravia. Juntos hicieron “Si de cantar se trata”.

“Tengo el agrado de compartir el escenario con la dulzura en persona”, fue la presentación que le hizo a Yamila Cafrune, que a dúo interpretaron “De mi madre”, canción a la que también se sumó Natalia.

LEÉR MÁS  La Armada investiga un punto “detectado a 700 metros”

Con una breve anécdota de cómo los conoció, la cantautora recibió a Los Alonsitos para empezar a ponerle ritmo a la noche con “Kilómetro 11”.

”¿Saben que viene un amigo de ustedes? Ya lo vieron esta noche”, manifestó, para darle la bienvenida a Mario Bofill. “Le deseo lo mejor que uno le puede desear a los seres queridos, buena suerte”, confesó Bofill, para dedicarle y entonar junto a ella “Cantalicio vendió su acordeón”.

Más adelante, en la misma sintonía melódica que lo hizo con Bofill, era la hora de Marite Berbel para acompañarla en el Atahualpa Yupanki. Ambas hicieron sonar “Amutuy”.

Seguido de Marite, Los 4 de Córdoba hicieron su aparición. “Ellos son locales acá. Son la alegría de Córdoba. Son parte de la historia de la música de esta provincia”, fue el pie que dio Soledad para presentar al conjunto cordobés.

Como no podía ser de otra manera, “Del norte cordobés” fueron las estrofas que bajaron para que corearan todos los presentes.

Para seguir con el desfile de invitados, llegó la banda que viene haciendo récords en todos los festivales. “Mi idea es empezar a cantar como lo hacen ellos, no sé si me va a salir bien”, agregó.

Así, vestidos de celeste y con la ovación del público, Los Manseros Santiagueños se sumaron a la fiesta de cumpleaños para hacer “Chacarera para mi vuelta”.

“Cuando me tocó estar por primera vez en este escenario, ellos iban después. Les robé su tiempo. Los admiro”, dijo para presentar a Cuti y Roberto Carabajal.

Éstos, junto a la santafesina hicieron “Entré a mi pago sin golpear”.
Muchas de estas cosas no se han ensayado, pero la intención estuvo siempre”, anticipó. “Gracias a todo el público maravilloso que nos acompaña hace 20 años”, decía mientras el público se encendía.

LEÉR MÁS  El Pasaporte aumenta más del 70% a partir de este martes

Raly Barrionuevo, con guitarra en mano, fue el siguiente en la extensa lista de invitados para cantar con la oriunda de Arequito. “Una de las voces más hermosas del folclore”, aseveró la cantante, y así recitar “Luna cautiva” con el santiagueño.

En uno de los momentos más emotivos de la noche homenajeó, con su hermana, a Tamara Castro con “Zamba de amor en el vuelo”, a medida que la pantalla proyectaba un video con imágenes de la cantante folclórica fallecida en 2006.

“Una de las respuestas positivas que mas sorprendió fue la de él. Es un acto de generosidad que la gente no suele comprender. Él no estaba en la grilla de festival y vino. No sé como describir este momento. Es muy fuerte lo que se siente estar acompañada de gente aquí arriba”, contó.

Así, junto a Jorge Rojas, sonó “Esperando tu regreso” al tiempo que la platea femenina se quedaba sin voz con los gritos para el ex nochero.

“Solamente La Sole podría lograr esto. Te quiero un montón”, reveló el neuquino, para hacer emocionar a Soledad. “De aquel 1996, esta es la noche más especial que he vivido. Y esto es el folclore”, reconoció la cantante.

“Este es un tipo de ley, si te da palabra es así”, fueron las palabras con las que presentó al Chaqueño Palavecino, quien ingresó con dos copas con vino tinto para brindar los 20 años.

“Ella se merece todo esto. Yo la vi cuando había que pedir permiso para cantar acá,y hacia cada despelote. Che, hagan algo para pararla decía yo”, añadió el Chaqueño. “La litoraleña” de Horacio Guarany fue el sencillo que interpretaron.

LEÉR MÁS  La justicia evalúa que el submarino no sea hallado nunca más

Apenas pasadas las 3 de la madrugada, la voz de Luciano Pereyra se escuchó desde el escenario para hacer junto a su colega “Zamba para decir adiós”.

“Tiene la voz más dulce que conozco, no es fácil cantar al lado de él”, había dicho muy emocionada Soledad minutos antes. “Te quiero, te admiro y como argentino te amo”, dijo el cantante antes de irse.

Promediando su exorbitante noche y para ponerle más fiesta a la cuarta luna coscoína, Los Tekis pisaron el escenario para entonar las estrofas de “Tren del cielo”.

“Ellos han sido responsables de todo este movimiento, le han dando un toque con mucha respeto y delicadeza al folclore”, expresó Soledad, para darle pie a Los Nocheros y así interpretar “La Mora”.

Finalmente, casi al final de su presentación, rindió homenaje a Mercedes Sosa con “Agua, fuego, tierra y viento”, a medida que en la pantalla estaba el fragmento de la canción con la parte de Mercedes para que Soledad pueda simular el canto a dúo.

Pero allí no terminaban las sorpresas, porque si bien la pantalla fue un espejo que reflejó a grandes artistas que ya no estaban, también mostró a otros como a Horacio Guarany enviándole sus saludos.

Seguido del video, La Sole cantó “Nada tengo de ti”, sencillo que en alguna ocasión hizo junto al cantante.

Por último, desde la comisión le entregaron un regalo por sus 20 años de carrera y para cerrar su presentación en una noche emocionante interpretó “Brindis”, y luego “Luna tucumana” con los artistas que se quedaron hasta el final.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here