Puede decirse que el saldo de los festejos por la Navidad ha sido positivo si se tiene en cuenta que la cantidad de lesionados por diferentes causas ha disminuido notablemente respecto de otros años. Incluso, según datos registrados hasta ayer a las 8 de la mañana, no se había producido ningún fallecimiento por este motivo.

La tendencia a la baja se mantiene los últimos años, algo que se relaciona con la toma de conciencia en cuanto a uso de pirotecnia, consumo de alcohol y manejo responsable. Sin embargo, la realidad dista de ser la ideal si se tiene en cuenta que, pese a la mejora, sigue habiendo gente que termina el festejo en un hospital.

Según datos del gobierno provincial, hubo 25 heridos en siniestros viales, 36 por accidentes sociales, 28 por pirotecnia, 3 quemados y 10 intoxicados por alcohol, es decir aquellos que requirieron asistencia sanitaria. Además hubo 3 heridos por arma de fuego y 8 por arma blanca, lo que correspondió a lo relevado desde las 7.30 del 24 hasta las 9.43 del 25 en que se cerró el primer registro.

Los accidentes sociales son aquellos que se producen en el marco de la celebración como por ejemplo caídas, cortes o corchos que golpean un ojo.

Estos datos presentan un panorama mejor al de la Navidad pasada en que hubo 78 heridos en accidentes viales, 24 por pirotecnia, 17 quemados por otros motivos y 17 personas que recibieron asistencia por intoxicación alcohólica. En esa oportunidad, el número de afectados también había disminuido respecto de 2012.

A media mañana el Gobierno, a través del Ministerio de Salud, había difundido datos de los que se hicieron eco los medios que llamaban la atención en algunos casos porque implicaban un aumento considerable. Sin embargo, por la tarde, Los Andes pudo saber que se había presentado una falla en el sistema de registro que había conllevado la difusión de números erróneos.

Es que este año por primera vez se desarrolló un programa informático que permite el ingreso de datos a todos los ministerios para, de esa manera, tener información inmediata disponible para todas las áreas.

Al cierre de esta edición se comenzaban a actualizar los datos sumándose lo ocurrido durante el resto del día de ayer. Se informó que hasta las 20 se produjeron 86 en siniestros viales, 4 heridos con arma de fuego, 21 con arma blanca, 85 en accidentes sociales, 37 lesionados por pirotecnia, 12 quemados y 29 intoxicados por alcohol.

Conductores

Durante las fiestas de fin de año, los lesionados y fallecidos opacan la celebración. La falta de recaudos en el manejo de pirotecnia, el consumo excesivo de alcohol y los descuidos al volante iban a la cabeza entre las causas. Sin embargo, las campañas realizadas para generar conciencia han dado resultado y esto se ve reflejado en los hechos.

Los controles viales que suman los de alcoholemia instalados en diferentes puntos, hacen que los conductores prefieran beber menos para evitar una complicación.

En ese marco, se labraron 79 actas viales; 49 por tener más alcohol en sangre del permitido y 8 por exceso de ocupantes en el vehículo. Además se retuvieron 52 licencias de conducir, hubo un accidente con heridos y 2 sin heridos, 6 autos secuestrados y la misma suerte corrieron 7 motos.

El subsecretario de Relaciones con la Comunidad, Alejandro Gil, se mostró sorprendido luego de haber recorrido zonas de boliches la noche anterior y ver la conducta de los vehículos que se caracterizaba por una circulación tranquila y con precaución incluso hasta las 6 de la mañana cuando dijo que suele manejarse de otra manera. Además destacó que no se vieron picadas.

Pirotecnia

También hubo medidas y campañas que apuntaron contra la pirotecnia. El año pasado se había prohibido el uso de 14 productos considerados peligrosos, lo cual se aplicó por primera vez en esta oportunidad. Un recorrido previo de Los Andes pudo constatar que disminuyó casi a la mitad la cantidad de comerciantes que ofrecían este tipo de productos.

Por otra parte, esto conllevó más controles. Así, se secuestraron 760 kilos de pirotecnia en diferentes tipos de transgresiones: negocios no habilitados; habilitados, pero que vendían con manta en la vereda, y habilitados, pero que vendían productos prohibidos que les habían quedado del año anterior.

“En Año Nuevo es cuando más pirotecnia se usa, pero creo que ha habido una toma de conciencia y la gente no ha comprado a los niños porque conocen más sobre los riesgos y por eso han disminuido los accidentes”, señaló. De hecho, la noche anterior se percibió que las explosiones eran muchas menos, en lo cual también pueden haber influido los costos.

Las campañas para impedir su uso también se hicieron presentes: en las redes abundan los mensajes que informan sobre las consecuencias que tiene en los animales mientras que familiares de niños con autismo salieron a la calle para informar a la sociedad sobre su padecimiento al escuchar tan fuertes sonidos.

“Me parece que de a poco los mendocinos estamos empezando a tomar conciencia de cuidarnos y cuidar nuestro entorno y seres queridos”, subrayó Gil.

Otras intervenciones

Los bomberos también tuvieron una noche movidita, pero no tanto como las de años anteriores y generalmente en hechos menores.
En total, debieron prestar asistencia en 44 hechos, 24 de ellos en Guaymallén y Las Heras. Se trató de focos de fuego que se vincularon en general a la pirotecnia, lugares donde se la usó o donde cayeron piezas.

La gente de ATM (ex Rentas) tampoco descansó la Nochebuena: realizó 38 infracciones y 6 clausuras.

Siniestros viales: 7 muertos en todo el país

Al menos siete personas murieron en siniestros de tránsito ocurridos en Santiago del Estero, Mendoza, La Rioja y San Juan, donde un menor de edad y su padre fallecieron cuando la moto en la que se desplazaban impactó con dos camionetas.

Mendoza. Un joven que se desplazaba como acompañante en una moto murió en un accidente ocurrido a las 4.30 del 24, en Luján, cuando circulaba por el Acceso Sur, hacia la capital. La moto impactó de atrás a una camioneta Chevrolet Custom que se encontraba abandonada en el medio de la calzada, sin las dos ruedas traseras.

San Juan. A las 5, de ayer, en Rawson, una pareja con dos niños circulaba en una moto Maverick 125 cuando se encontró con una Volkswagen Amarok y una Ford Eco Sport, tras lo cual, por una maniobra que se investigaba a qué conductor de las dos camionetas correspondió, el ciclomotor quedó debajo de la Volkswagen Amarok. A raíz del siniestro murieron el conductor de la moto y su hijo de 4 años.

San Juan 2. Al mediodía de ayer, un motociclista de 35 años murió tras chocar con un auto en el departamento Caucete.

Santiago del Estero. Un bebé de dos meses y un hombre de 33 años fallecieron al volcar los vehículos en los que viajaban por rutas del interior de la Provincia.

La Rioja. Un joven de 21 años murió y otro hombre resultó gravemente herido al volcar la camioneta en la que viajaban, en el departamento de Castro Barros.

Fuente: Los Andes / DyN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here