Nahir Galarza, indignada con su “novio” por hablar de su relación con la prensa

Matías Caudana, el joven que conoció a Nahir en prisión, dio una entrevista a la revista Gente.

Se conocieron tras las rejas. Él recuperó su libertad, ella tiene que cumplir cadena perpetua. Nahir Galarza, la joven condenada por asesinar a tiros a su novio Fernando Pastorizzo, y Matías Caudana, quien era investigado por supuestamente conformar una banda narco, comenzaron una relación y “se están conociendo”.

Sin embargo, Nahir estalló de furia cuando le comunicaron que Matías había hablado con la prensa sobre su relación. “No cumplió con su palabra. Me dijo que no iba a hablar con los medios. Siento que con esa actitud busca ser famoso y no conocerme”, le dijo la joven a un familiar que le leyó la entrevista por teléfono, según publica Infobae.

Tras esto, Caudana se comunicó con su abogado, Augusto Lafferriere, para comunicarle su decisión de no dar más notas: “Me llamó para decirme que Nahir estaba enojada porque él había hablado con la prensa. Por eso decidió no dar más entrevistas. De hecho tienen que conocerse porque hasta ahora hablaron por teléfono y se vieron de pasada”, reveló a ese medio el letrado.

LEÉR MÁS  Un día, de golpe

Caudana dio una entrevista a la revista Gente y admitió: “Nos estamos conociendo”. Sin embargo aseguró que todavía no son novios. “Por el momento no nos dimos ni un beso”, dijo. Matías sostuvo que hasta ahora “solo se cruzaron un par de veces”, pero manifestó su deseo de seguir visitándola en la cárcel.

“Nos conocimos un día que a ella la llevaron al dentista. Salía de la enfermería y nos cruzamos porque a mí me estaban trasladando para ir a ver a mi abuela. Yo sabía quién era ella por la televisión. Grité su nombre y, cuando se dio vuelta, le hice un gesto de que la iba a llamar. Ella sonrió y asintió con la cabeza”, reveló en la extensa nota.

LEÉR MÁS  Echaron a un empleado público que faltó sin justificación por casi dos meses

Vale recordar que Caudana estuvo preso hasta hace muy poco tiempo por una causa por narcotráfico en la que condenaron a 21 personas, incluidas su papá y otras familiares.

Al recuperar su libertad, después de pasar los últimos dos años y dos meses preso en la cárcel de Paraná, lo primero que hizo fue un pedido formal para visitar a Nahir Galarza. Mientras espera que la joven condenada a perpetua responda si acepta encontrarse con él, reveló que nunca le preguntó por el crimen que la puso tras las rejas. “No me importa”, afirmó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here