Silo murió a las 23.30 del jueves en su casa de Chacras de Coria, a 17 kilómetros de la ciudad de Mendoza, en compañía de su mujer, Ana Luisa, de uno de sus dos hijos y varios de sus amigos, que esperaban el desenlace debido a la declinación que venía mostrando su salud.

 

”Estaba muy enfermo pero tengo entendido que había rechazado la indicación médica de diálisis y trasplante”, reveló Zalisñak.

 

La noticia corrió rápidamente entre los miembros del Partido Humanista y otras organizaciones que integran el movimiento, como La Comunidad para el Desarrollo Humano, la Convergencia de las Culturas, Mundo sin Guerras y sin Violencia y el Centro Mundial de Estudios Humanistas.

 

LEÉR MÁS  Sanjuanina prostituía y abusaba sexualmente de sus 3 hijos

”Queridos amigos, Silo partió. Ha estado lúcido, acompañado y sin apenas dolor hasta el momento de su partida. Pidamos por su bienestar allá donde estemos, en su tránsito hacia la luz. Paz en el corazón, luz en el entendimiento”, dice un mensaje retransmitido en las últimas horas por correo electrónico entre sus seguidores.

 

Zalisñak informó que el cuerpo fue llevado a la Salita del Mensaje de Don Bosco y Primitivo de la Reta, de Mendoza, donde permanecerá hasta el sábado a las 8, cuando será trasladado a Córdoba para su cremación.

 

Silo había nacido el 6 de enero de 1938 en Mendoza, provincia en la cual produjo, el 4 de mayo de 1969 el acto fundacional del Movimiento Humanista.

LEÉR MÁS  Rescatistas estadounidenses llegan al país para buscar el ARA San Juan

 

Aquel episodio fue en el paraje andino de Punta de Vacas, a 2300 metros sobre el nivel del mar, muy cerca del límite con Chile, donde ante un grupo de seguidores argentinos y chilenos Silo dio el discurso ”La curación del sufrimiento”, que los humanistas consideran el acto inicial de su movimiento.

 

”Fue un gran filósofo, inspirador de quienes luchamos por la paz y la no violencia en el mundo, guía espiritual para mucha  gente, que ahora trataremos de hacer realidad su sueño de humanizar la Tierra”, agregó Zalisñak.

 

”Ha dedicado su vida a inculcar la solidaridad, la no violencia y la no discriminación. Es un ser inmortal. Ha fallecido su cuerpo pero su espíritu y su alma crecen hacia la luz”, afirmó la dirigente.

LEÉR MÁS  Nuevo parte oficial por el submarino desaparecido

 

La prédica de Silo trascendió las fronteras de la Argentina y actualmente hay movimientos humanistas en más de cien países y partidos humanistas en al menos quince.

 

La obra escrita de Silo comprende Manual del poder joven (1969), La mirada interna (1980), El paisaje interno (1981), Humanizar la Tierra (1989), Experiencias guiadas (1989), Contribuciones al pensamiento (1991), Mitos raíces universales (1991), Cartas a mis amigos (1993), El día del león alado (1993), Diccionario del Nuevo Humanismo (1996), Habla Silo (1996) y Apuntes de psicología(2006) que es una recopilación de conferencias de 1975, 1976, 1978 y 2006.

 

Télam

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here