Dicho artículo quedará redactado de la siguiente manera: “Quién hiciere uso de la telefonía celular en cualquiera de sus modalidades, dentro de las instalaciones de las Entidades Bancarias, Entidades Financieras y Casas de Cambio ó Crédito, y resistiere la solicitud de finalizar su utilización por parte de la fuerza pública o personal debidamente autorizado, será pasible de pena de multa de hasta diez mil pesos ($ 10.000) o el equivalente que determine en el futuro la normativa correspondiente. En caso de reincidencia se impondrá el duplo del monto original”. 

 

LEÉR MÁS  Los obispos ‘villeros’ del Papa Francisco

El proyecto establece que las entidades comprendidas en el artículo 125 Quinqui del Código de Faltas, deberán publicitar ampliamente el contenido del mencionado artículo, en lugares visibles y de acceso público.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here