La argentina Lucila Ramballo, de 20 años, falleció en la región de Wiñay Wayna, cuando seguía el tradicional camino inca rumbo a Machu Picchu, informó el diario local El Comercio, aunque el embajador argentino en Perú, Darío Alessandro, dijo que aún no podía confirmar la noticia oficialmente.

Fuentes de la policía de Turismo de Perú indicaron que la joven murió al ser aplastada por un deslizamiento de piedra y lodo que cayó sobre la carpa en la que dormía, en la zona de la Cuñayhuayna, cerca a Wiñay Wayna.

Según informó Radioprogramas, otras tres personas resultaron heridas debido al aluvión que cubrió la zona.

Por otra parte, en el sector conocido como Cincuenta Gradas, zona de Inti Punku, murió el guía de turismo Washington Huaraya Cusihuamán, quien fue arrastrado por una avalancha, informó la agencia de noticias Ansa.

Las fuertes inundaciones que afectan a Perú desde el domingo ocasionaron que miles de turistas que visitaban el Machu Picchu se
quedaran atrapados desde ese día, en las inmediaciones de la región de Aguas Calientes.

Fuentes policiales precisaron que se trasladaron a la zona al menos cinco helicópteros, que desde un predio de Aguas Calientes, en la base de la ciudadela, trasladarán a los turistas hasta Cusco o hasta Ollantaymbo, donde pueden abordar micros hacia otras regiones del Perú.
El operativo que se puso en marcha, pero que por las condiciones climáticas adversas aún no empezó, demandará más de un día e interviene personal policial de Perú.

El cónsul argentino en Perú, Gabriel Volpi, precisó a Télam que ”el Ministerio de Turismo de Perú convocó a las 7 a los turistas en Aguas Calientes desde donde partirán en helicópteros a Cusco”.

Volpi dijo que en el lugar ”hay entre 400 o 500 turistas argentinos” y que continúa la lluvia que causó inundaciones en el sudeste peruano, donde el desborde de los ríos interrumpió las comunicaciones.

Como consecuencia de las intensas lluvias que se registraron, una mujer y su hija murieron el domingo aplastadas tras el derrumbe de una vivienda y las rutas terrestres y ferroviarias quedaron interrumpidas.

Si bien el diplomático señaló que los turistas deberán ”caminar 20 minutos por una zona donde hay barro” señaló que ”allí pueden operar los helicópteros, porque es una zona alta”.

El alcalde provincial de Cusco, Luis Flores García, informó en CPN Radio que al menos ocho personas murieron y otras cuatro habrían desaparecido en su jurisdicción por las inundaciones.

Además, alertó que dos mil familias deben ser reubicadas porque el agua afectó sus viviendas.

En tanto, que en la región de Calca, policías y bomberos recuperaron dos cuerpos que cayeron al río Del Carmen y Vilcanota respectivamente, según informó el sitio de internet Peru 21.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here