Por Santiago Montiveros para VoxPopuli

El Gobierno provincial otorgó a una minera la concesión provisoria de un área de San Rafael cuya superficie es de unos 51.110 kilómetros cuadrados (5111 hectáreas). Allí, La Sifrina S.A. pretende extraer hierro y un mineral cuya producción en Argentina es muy escasa: titanio. Sin embargo, por el momento la empresa sólo realizará trabajos exploratorios para determinar el potencial de la zona. “Es un proceso largo. Recién se dio la concesión. Ni siquiera hay una mina en el lugar. Hay que hacer muchísimos estudios antes de comenzar a producir”, admitieron referentes del sector.

El área otorgada de manera provisoria a La Sifrina S.A. está dividida en varios sectores, desde “Nihuil 1” hasta “Nihuil 19”. En cada uno de éstos, el Ejecutivo provincial autorizó la “concesión provisoria yacimiento de mineral de arenas metalíferas con contenido suficiente de hierro y titanio entre otros metales”. A partir de ahora, la empresa -como destacan referentes mineros- deberá completar una serie de análisis del lugar para establecer la potencialidad, pero también deberá contemplar el aspecto económico para definir si avanza el emprendimiento y, así, no repetir la experiencia de Vale en el yacimiento Potasio Río Colorado.

LEÉR MÁS  Rescatistas estadounidenses llegan al país para buscar el ARA San Juan

En diálogo con Vox Populi, el gerente general de la Cámara Mendocina de Empresarios Mineros (CAMEM), Roberto Zenobi, aclaró que el proceso para extraer titanio en San Rafael recién está en su primera etapa. “Sólo se ha autorizado la exploración de la zona. Ahora hay que demostrar si hay criadero (estructura geológica que puede albergar una sustancia mineral susceptible de ser explotada). Es un proceso largo el que se tiene que atravesar para verificar si la zona se puede transformar en una mina”, señaló.

Por otra parte, si bien fue cauto sobre la eventual explotación de la zona, Zenobi insistió en la necesidad de profundizar el desarrollo minero de la provincia. “El titanio sumaría un producto más a un proceso industrial que tiene que ampliar la matriz productiva”, manifestó. El titanio es un metal ligero, fuerte y químicamente inerte que puede utilizarse en diversas industrias. Por ejemplo, este mineral se emplea en la fabricación de pintura y hasta en la producción de satélites. Incluso, especialistas sostienen que si se pudiera reducir el precio, sería posible fabricar el fuselaje de todos los aviones comerciales y ahorrar en costos de combustible en vuelos largos.

LEÉR MÁS  ¿Por qué es tan difícil encontrar un submarino que desaparece, como pasó con el ARA San Juan de Argentina?

Respetando la 7722

En determinadas condiciones, el titanio se puede extraer respetando los conceptos de la Ley 7722 que regula la actividad minera en la provincia. En este sentido, en algunos casos el mineral se puede separar de la piedra con un proceso gravitacional que no requiere la utilización de sustancias químicas contaminantes, prohibidas en la normativa. Para ello, previamente se realiza un análisis químico de las muestras extraídas para determinar cómo está contenido el titanio y cuál es el método para separarlo. Sin embargo, si se detectan varios metales, como plomo, plata o sinc, es prácticamente imposible separarlos bajo un método gravitacional.

LEÉR MÁS  Temporada de verano: los posibles cambios que evalúan aplicar en el cruce a Chile

Mientras tanto, la Suprema Corte aún debe resolver los planteos de inconstitucionalidad contra la ley sancionada en 2007. En total, son 11 demandas que apuntan a la supuesta violación de derechos constitucionales, como el principio de igualdad. En este punto, subrayan que la prohibición de determinadas sustancias sólo se aplica en la minería y no en otras actividades. Asimismo, en las presentaciones se cuestiona el tratamiento de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del San Jorge y apunta contra los legisladores que rechazaron el proyecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here