Mendoza y otras cinco provincias acordaron salarios con los gremios docentes y empiezan las clases

Neuquén, Misiones, Mendoza, Chubut, Santiago del Estero y Tucumán eran las seis provincias que acordaron con los gremios docentes incrementos salariales en paritarias, cuando restan ocho días para el inicio de las clases, previsto para el 6 de marzo.

En la ciudad y la provincia de Buenos Aires, Catamarca, Córdoba, Corrientes Entre Ríos, Jujuy, La Rioja, Tierra del Fuego, Río Negro, Santa Fe y Salta, los respectivos gobiernos continuaban en negociaciones con los gremios pero por ahora no se cerraron los acuerdos.
En tanto, en los distritos de Chaco, San Juan, San Luis, Formosa, La Pampa y Santa Cruz, las partes aún no iniciaron las tratativas y la vuelta a clases parece incierta.
Entre las administraciones que lograron un acuerdo, la de Santiago del Estero es la que concretó el aumento más elevado al otorgar un 40 por ciento en el salario básico de sus docentes.
Por su parte, Chubut le concedió a a sus maestros un 38 por ciento de aumento con “una cláusula gatillo”, que se activará en función de los índices inflacionarios.
La oferta de la actualización también se siguió en Mendoza, aunque el aumento del salario docente en la provincia cuyana se fijó en un 23 por ciento.
Neuquén concedió en cambio un incremento de 5 mil pesos, más una cláusula gatillo; y Misiones un 23 por ciento de incremento en el básico, una propuesta que fue aceptada por sólo una de las entidades sindicales que se sentaron a la mesa de discusión paritaria.
En Tucumán, los docentes nucleados en la Agremiación Tucumana de Educadores Profesionales (ATEP) se mostraron conformes con el aumento salarial ofrecido por el gobierno provincial, del 25 por ciento en dos tramos con revisiones semestrales según la inflación.
Esa propuesta será aceptada mañana en un congreso de delegados, según señalaron voceros del gremio a Télam, quienes confirmaron que la propuesta oficial fue avalada ya en algunas asambleas.
En la provincia de Buenos Aires, el gobierno de María Eugenia Vidal ofreció a los gremios una actualización por inflación que implicaba actualizar los salarios automáticamente de acuerdo con el índice de inflación del INDEC, en forma mensual los primeros tres meses, y luego con ajustes en junio, septiembre y diciembre.
En los primeros encuentros se concretaron varias mesas técnicas entre docentes y gobierno provincial, en las que analizaron otros temas educativos como la situación de los comedores escolares y los problemas edilicios.
“La propuesta no se puede aceptar porque falta la recuperación del poder adquisitivo del año pasado, cuanto tuvimos un aumento del 32% y la inflación fue del 47%”, explicó el jefe del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (Suteba), Roberto Baradel, el 13 de febrero último, al salir de la anterior reunión paritaria.
En la ciudad de Buenos Aires, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta propuso un 23 por ciento de aumento en tres cuotas y con una cláusula gatillo pero el gremio de la Unión de los Trabajadores de la Educación (UTE) rechazó esta iniciativa y decidió abrir un cuarto intermedio en la negociación.
Los docentes de Santa Fe debatirán mañana en asamblea si aceptan la propuesta salarial realizada por el gobierno de Miguel Lifschitz del 18 por ciento de aumento con cláusula gatillo.
La propuesta realizada en paritarias por el gobierno de Santa Fe a los cuatro sindicatos docentes -Amsafe, Sadop, Uda y Amet- consiste en un 18 por ciento de aumento salarial en dos tramos del 9 por ciento a pagarse en marzo y agosto, y la aplicación de una cláusula gatillo a liquidarse en cualquier mes, de acuerdo a los índices de inflación.
El gobierno de Catamarca, en cambio, ofreció hoy el 26 por ciento de aumento salarial a los gremios docentes en la segunda reunión de negociaciones paritarias; antes de dar una respuesta, los maestros quedaron en “consultar primero a las bases”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here