Mendoza, entre las provincias con mayor cantidad de tierras “extranjerizadas”: pagan más de U$S 50 mil por hectárea

En nuestro país existe un fenómeno más que importante y que crece con el correr del tiempo: la compra de tierras por parte de accionistas extranjeros. En los últimos meses, desde el rubro inmobiliario mendocino destacan a Diario Somos que hay una mayor confianza y hay más consultas para concretar inversiones en las zonas más productivas de la provincia, principalmente, a partir de la flexibilización de la Ley de Tierras.

Mendoza, en los últimos años, se ha convertido en un sitio muy requerido por los extranjeros para la compra de terrenos. En las zonas más caras y productivas para la agricultura se pagan desde 15 mil dólares, la hectárea, y hasta 50 mil dólares, según coinciden los asesores inmobiliarios consultados. Además, según el relevamiento que realizan especialistas en Mendoza, entre las zonas más demandadas por los extranjeros para invertir, predominan principalmente todo lo que es el Valle de Uco o el llamado Corredor Productivo de la provincia, algunos sectores de Luján de Cuyo y el sur.

Según las cifras oficiales del Registro Nacional de Tierras Rurales (RNTR), en Mendoza hay 14.277.430 hectáreas rurales de las cuales 1.275.489 pertenecen a extranjeros, lo que equivale a un 8,5% de los campos provinciales. Ese 8,5% equivale a la superficie aproximada a que ocupan Luján, Tupungato y Tunuyán juntos. Del total de tierras provinciales que pertenecen a extranjeros, cerca de la mitad pertenece a inversores malayos. La otra, principalmente, es propiedad de empresarios italianos, franceses, chilenos, españoles e ingleses.

El profesional Javier Aruani, quien está a cargo de JA Inmobiliaria dedicada a negocios en zonas rurales de nuestra provincia, manifestó al respecto:

“Los extranjeros buscan mucho invertir en Valle de Uco en toda la zona que está cercana a la ruta 89, por el Corredor Productivo desde Tupungato hasta Villa Seca, principalmente. También en todo lo que es la zona de Agrelo o Alto Agrelo en Luján de Cuyo, desde el inicio de la ruta 7”.
Según destacó el profesional, se trata de los sectores más demandados porque comprenden “la mejor zona para el cultivo de varietales finos”. “En esos lugares, como ya se sabe, hay bodegas que hoy son los mejores capitales del mundo y que están produciendo allí por una cuestión de altura, de amplitud térmica y otras características. Por eso, capitales extranjeros buscan invertir para producir varietales en ese lugar, en bodegas y viñedos, vino premium o algo de calidad”, señaló.

En este sentido, Aruani destacó que por las cualidades mencionadas, se constituyen en las zonas más caras y las que más se cotizan de la provincia por estos días.

“Aproximadamente, para dar una idea, una hectárea con agua o pozo para riego inculta y nivelada, cuesta en esos lugares desde los 15 mil dólares para arriba y hasta los 35 mil dólares la más barata”, detalló el especialista y agregó: “Ahora, si la tierra tiene un cultivo, dependiendo el cultivo que sea, por ejemplo si son viñedos, la hectárea de un malbec con espaldero y con riego por goteo, suelen pagar una base de costo desde los 50 mil dólares para arriba por hectárea”.
Cabe destacar que también están bien valoradas, en un promedio de U$S 20 mil hasta U$S 30 mil la hectárea, los distritos de Chacras de Coria, Vistalba y Agrelo, en Luján de Cuyo. En tercer lugar, alrededor de U$S 10 mil la hectárea cotizan los suelos más productivos de San Rafael.

LEÉR MÁS  Los chats de la maestra que acosó a su alumno de 13 años: ""Estoy en el baño, ahora vos"

Según comentó Aruani, en los últimos años se ha incrementado el interés y las consultas para invertir en tierras de la provincia. “En el último tiempo, y desde el cambio de Gobierno, sin ningún ánimo partidario lo digo, se empezó a mover el mercado inmobiliario en cuanto inversiones de afuera, porque antes no había una cierta confianza”, expresó y destacó: “Los capitales, para concretar estas pequeñas inversiones han empezado a consultar, se muestran más interesados y quieren invertir. Creo que tiene que ver con un cambio de políticas que se han implementado. Incluso lo han visto muy positivo y me lo han dicho”. En este sentido, el profesional destacó que la modificación a la Ley de Tierras que se implementó “también es un punto a favor” para que se mueva el mercado.

Las consultas más recibidas para invertir en estos lugares, le han llegado desde capitales brasileños, desde Estados Unidos y algunos desde Chile. Por otro lado, Aruani destaca que además de los extranjeros, hay muchos empresarios nacionales que se han inclinado a invertir en estas zonas de nuestra provincia. “Los extranjeros que quieren invertir acá conocen más de lo que uno cree de la zona, son gente que está en el tema, y segundo porque las personas que hacen una inversión de esta cantidad, no son ningunos giles por decir de alguna manera. La gente que tiene ese capital y está asesorado, conoce más el tema de lo que uno se imagina. Por lo general, tienen en claro hasta en qué zona lo quieren y vienen con esa idea fija”, detalló .

Por su parte, Erik González de la empresa San Jorge Propiedades que trabaja en la compra y venta de campos en la zona del Valle de Uco, manifestó al respecto: “En esta zona lo que busca son fincas, tierras tipo campo que tengan una determinada altura, un determinado piso y mucha agua para viñedos, que es lo que normalmente buscan para invertir acá”. “Las últimas ventas que hemos realizado han sido campos de 70 hectáreas a inversores chilenos y otros a franceses. También, hay una compañía internacional que compró campos para plantar papa, dedicada a su producción”, detalló.

Según explicó González, los precios varían notablemente y los requisitos de acuerdo a lo que se establece en la Ley de Tierras, si tenemos en cuenta que se trata de una tierra de Frontera o si está fuera de este sector.

“En esta zona se busca invertir mucho porque tenemos muy buena agua y tierra para la viña, es una zona que prácticamente le gusta a los extranjeros por la altura y por el tipo de suelo. Respecto al precio, no tienen problema en gastar, pagan el precio que le pongan generalmente”, expresó.
Por otro lado, destacó que muchos de los que se animan a consultar es porque “ya vienen asesorados en lo que es todo el Valle de Uco, en tal lugar o cerca de la montaña. Hay otros que consultan por internet o por teléfono, y planean un viaje al mes para ver el lugar”.

Entre los precios que se manejan en el mercado,González remarca lo dicho por Aruani, desde 15 mil dólares y hasta 18 mil dólares la hectárea más barata.

En la zona del Valle de Uco, se pudo saber que hay al menos unas 80 empresas que se reparten el total de tierras en manos extranjeras. Pero en otras zonas de la provincia, con otras características geográficas, como Malargüe, La Paz y Lavalle, las inversiones están pensadas para la explotación ganadera, donde hay grandes porciones de tierra en pocas manos. Por último, el perfil de las inversiones extranjeras se completa con algunos emprendimientos frutihortícolas en menor medida.

LEÉR MÁS  La desocupación en el Gran Mendoza llegó al 5,5%

Sectores de Mendoza: tierras en manos de extranjeros

Argentina tiene 267.679.474 hectáreas de tierras rurales, es decir 95,88% de su territorio. El total de hectáreas en manos de extranjeros es 15.881.069, es decir el 5,93% de las tierras rurales del país. Mendoza es la tercera provincia del país con mayor cantidad de hectáreas en manos de extranjeros, se encuentra detrás de Santa Cruz y Salta.

De acuerdo al informe del Registro Nacional de las Tierras Rurales, San Rafael como Malargüe son los que más hectáreas de tierra tienen en manos de extranjeros. Es que, según las estadísticas del Registro Nacional, ambos departamentos se encuentran en el rango de entre 130 mil y hasta 340 mil hectáreas en manos de capitales externos.

Si bien es una cifra más que importante en cuanto a cantidad de hectáreas, ninguno de los departamentos de Mendoza supera el límite del 15% de superficie total de sus tierras en tenencia de personas no nacidas en el país, situación que sí se registra en otras provincias.

De esta manera, la superficie de San Rafael es de 3.123.500 hectáreas de las cuales más de 130 mil son de capitales foráneos. En Malargüe son 4.131.700 y más de 400 mil serían de extranjeros, mientras que en Las Heras son 835 mil hectáreas de las cuales más de 83 mil son de inversores de otros países.

Flexibilización de las restricciones de la Ley de Tierras

En julio del año pasado, el Gobierno de Mauricio Macri modificó por decreto la Ley de Tierras Rurales y volvió más laxas las restricciones para la venta de campos a extranjeros que impuso el kirchnerismo en diciembre de 2011.

Mediante el decreto 820, el gobierno modificó la ley 26.737, aprobada por el Congreso en 2011, que restringía la compra de tierras por parte de personas físicas o jurídicas de nacionalidad extranjera. Entre las modificaciones decretadas, el Gobierno amplió del 25 al 51 por ciento la participación de extranjeros en las sociedades autorizadas a comprar tierras en el país.

Además, el decreto modificó un elemento de la ley que indica que los titulares extranjeros no pueden adquirir más de 1.000 hectáreas cada uno “en la zona núcleo o superficie equivalente según la ubicación territorial”.

Por otro lado, el Gobierno definió también que no habrá restricciones para aquellas tierras que se encuentren en “Zona Industrial”, “Área Industrial” o “Parque Industrial”, por lo que “dicha superficie no será computada a los fines de los límites fijados” en la Ley de Tierras Rurales.

En tanto que la normativa votada por el Congreso en 2011, las zonas industriales tenían un límite del 15 por ciento del territorio nacional, provincial o municipal; e indicaba que “en ningún caso” personas físicas o jurídicas de una misma nacionalidad extranjera podían superar el treinta por ciento (30) del porcentual asignado a la titularidad o posesión extranjera sobre tierras rurales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here