Megalómano, manipulador y misógino: el perfil psicológico de Rodrigo Eguillor

El hijo de la fiscal Paula Martínez Castro está acusado de abusar de una joven en San Telmo. Suma otro episodio en 2016 por acoso.

Tras ser detenido e imputado por abuso sexual y privación ilegal de la libertad justo cuando se iba a Madrid para la Superfinal, Rodrigo Eguillor, el joven de 24 años e hijo de la fiscal Paula Martínez Castro, será sometido a pericias psiquiátricas para determinar si es consciente de las acusaciones en su contra.

El escándalo que encuentra como protagonista al ex RRPP de boliches explotó esta semana a raíz de la denuncia de una joven en las redes sociales. En ese escrito, se hacía referencia a una amiga de la protagonista, quien denunciaba haber sido víctima de un intento de violación por parte de Eguillor en un departamento del barrio de San Telmo. Sin embargo, él aseguraba una y otra vez que la salvó de un intento de suicidio en el balcón.

Según la psicóloga Elvecia Trigo, especialista en prevención en medios de comunicación masiva y youtubers, el autodenominado “facha de Banfield” atraviesa por un mecanismo de proyección, donde la otra persona es la que porta la locura, la megalomanía, las ganas de tirarse del balcón y no él quien la obligó de huir de su violencia y sometimiento.

“El lenguaje degradante contra la mujer es lo más llamativo. Podría tratarse de un misógino que odia a las mujeres. Podría ser un manipulador que, con su seducción y mentiras, busca mujeres, las conquista para luego dañarlas y maltratarlas psicofísicamente. Aparecería por sus dichos una compulsión al sexo”, explicó la especialista en Minuto Uno.

Parte de su “yo grandioso” y de sus ideas megalomaníacas, Eguillor suele repetir constantemente sus enormes logros, como haber obtenido un promedio alto o su labor como secretario de su madre en Tribunales. “El desparpajo con que habla es como si la realidad o la ley no fueran a tocarlo ya que gracias al lugar privilegiado en que nació (económicamente de clase alta) está eximido de cumplir con las mínimas normas de educación y convivencia”, señaló la psicóloga.

Por estas horas, el joven sigue internado en el hospital municipal Santamarina, de Esteban Echeverría, bajo la custodia de dos efectivos policiales. Fuentes policiales confirmaron que será examinado por médicos y psiquiatras tras una orden de Juan Baloira, titular de la UFI N°3.

El hijo de la fiscal no solamente está investigado por este caso de abuso sexual, sino que también tiene otra causa en camino a juicio por un episodio de 2016, cuando a la salida del casino Buenos Aires en Puerto Madero una mujer, empleada del lugar, lo acusó de haberla manoseado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here