El Ministerio de Salud, recuerda algunas medidas preventivas para evitar el dengue, si bien la provincia no presenta casos de la enfermedad, se debe estar atento ante la época estival y turística.

En Mendoza hay mosquitos de la variedad aedes aegypti, es el vector para trasmitir la enfermedad de dengue de una persona afectada a una sana. En lo que va de la temporada de verano, no se han presentado casos de dengue en el territorio mendocino. No obstante igual se deben tomar todas las precauciones ante la posibilidad de que ingresaran personas afectadas, provenientes de otras zonas del país o del exterior, teniendo en cuenta que estamos en pleno ciclo de intercambio turístico.

El dengue presenta síntomas muy particulares como fiebre en exceso, dolor de cabeza, especialmente en la zona retro-ocular. En algunos casos manchas en la piel y hemorragias nasales, además de náuseas y vómitos. Pero el síntoma más característico son los fuertes dolores musculares y de las articulaciones. El mismo virus que produce los síntomas señalados, también puede provocar el llamado dengue hemorrágico, de evolución muy grave que puede causar la muerte.

Para los visitantes que tengan síntomas o sospecha de haber contraído la enfermedad, está dispuesto el sistema sanitario en cuyos efectores recibirán atención inmediata por cuanto lo más importante es aislar al enfermo de la posibilidad de que sea factor de la expansión de este mal.

Se debe tener en cuenta que el dengue no se contagia entre personas si no que es trasmitido por la picadura de un mosquito de la especie aedes aegypti que lleva el virus desde la persona enferma, -a la que ha picado e ingerido a su vez la sangre de éste infectada-, a una persona sana, inoculándole el virus que se alojó en el aparato digestivo del díptero, y por consiguiente contagiándole la enfermedad.

LEÉR MÁS  Quisieron hacer un asado y prendieron fuego la casa

Desde el área de Programas Preventivos se informó que se están realizando charlas de capacitación para personal especializado de los centros de salud y los municipios. Paralelamente, se instrumentaron los medios para la vigilancia del vector en los hospitales cabecera o centros de salud donde probablemente se presenten casos.

El combate más efectivo contra el dengue es eliminar o evitar la proliferación del mosquito transmisor impidiendo que haya espacios para que éste deposite sus huevos y se críen las larvas. Como el medio más adecuado para su desarrollo es la humedad o las aguas estancadas, lo más aconsejable es evitar la acumulación de agua en todo tipo de recipientes, cacharros, floreros, charcos, canteros, etc.

Evitar exponerse al aire libre en horas de la mañana y al atardecer, que son las horas de mayor actividad del mosquito Usar mangas largas y pantalones largos si realiza actividades al aire libre. Usar repelentes sobre la piel expuesta. Evitar uso de perfumes, jabones y otros cosméticos de olor dulce. No auto medicarse, especialmente evitando tomar aspirinas, ibuprofeno ya que favorecen las hemorragias.

Dengue

Es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas les transmite esta enfermedad. El contagio sólo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra, ni a través de objetos o de la leche materna. Sin embargo, aunque es poco común las mujeres embarazadas pueden contagiar a sus bebés durante el embarazo.

LEÉR MÁS  La Dirección General de Escuela condenada por un caso de bullyng

Los síntomas son:

Fiebre acompañada de dolor detrás de los ojos, de cabeza, muscular y de articulaciones

Nauseas y vómitos

Cansancio intenso

Aparición de manchas en la piel

Picazón y sangrado de nariz y encías

Ante estos síntomas se debe acudir al médico para recibir el tratamiento adecuado.

Ante síntomas de dengue, no automedicarse. No tomar aspirinas, ibuprofeno ni aplicarse inyecciones intramusculares. Lo más conveniente es consultar al médico para que él indique la medicación adecuada. La mejor forma de prevenir el dengue es eliminar todos los criaderos de mosquitos.

Como no existen vacunas que prevengan el dengue ni medicamentos que lo curen la medida más importante de prevención es la eliminación de todos los criaderos de mosquitos, es decir, de todos los recipientes que contienen agua tanto en el interior de las casas como en sus alrededores.

Muchos de los recipientes donde el mosquito se cría no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados). Estos recipientes deben ser eliminados.

Si los recipientes no pueden eliminarse porque se usan permanentemente debe evitarse que acumulen agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o vaciándolos permanentemente (portamacetas, bebederos).

La fumigación no es suficiente para eliminar el mosquito. La aplicación de insecticidas es una medida destinada a eliminar a los mosquitos adultos que pueden transmitir el dengue. Su implementación debe ser evaluada por las autoridades sanitarias ya que sólo es recomendable en momentos de emergencia, y siempre debe ser acompañada por la eliminación de todos los recipientes que acumulan agua en las casas y espacios públicos.

LEÉR MÁS  Explotó una camioneta en cercanías del Congreso de la Nación

También es importante prevenir la picadura del mosquito:

Colocando mosquiteros en las ventanas y puertas de las viviendas.
Usando repelentes sobre la piel expuesta y sobre la ropa con aplicaciones cada 3 horas.
Usando mangas largas y pantalones largos si se desarrollan actividades al aire libre.
Utilizando espirales o tabletas repelentes en los domicilios.
Tareas para ayudar a prevenir la aparición del DENGUE:

Evitando arrojar recipientes o basura en lugares como patios, terrazas, calles y baldíos, en los que pueda acumularse agua.

Manteniendo los patios y jardines desmalezados y destapando los desagües de lluvia de los techos.

Eliminando el agua de los huecos de árboles, rocas, paredes, pozos, letrinas abandonadas y rellenando huecos de tapias y paredes donde pueda juntarse agua de lluvia.

Enterrando o eliminando todo tipo de basura o recipientes inservibles como latas, cáscaras, llantas y demás objetos que puedan almacenar agua.

Ordenando los recipientes útiles que puedan acumular agua, poniéndolos boca abajo o colocándoles una tapa.

Manteniendo tapados los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.

Eliminando el agua de los platos y portamacetas, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa.

Manteniendo limpias, cloradas, tapadas o vacíar las piletas de natación fuera de la temporada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here