Se lo confesó Molina a su ex pareja. También le habría afirmado que pensaba suicidarse, cosa que finalmente sucedió.

“Me mandé una cagada, maté a tres personas”, fueron las palabras que José Molina le dijo a su ex pareja luego de matar a su actual mujer, al hijo de esta y a su suegra.

El asesino, de 39 años, visitó a la mujer en su lugar de trabajo y le confesó el triple crimen. Luego continuaron la charla por mensajes de teléfono. Allí le habría comentado que pensaba suicidarse.

LEÉR MÁS  Un proyecto propone que el trámite de las adopciones no dure más de nueve meses

Molina se dirigió a la casa de su hermana, ubicada en Colonia Bombal, Maipú, donde se ahorcó. Si bien fue trasladado rápidamente al Hospital Central, ingresó al nosocomio sin vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here