Más casos de sarampión en Europa

El sarampión se multiplica a velocidad preocupante en Europa, particularmente en cuatro países en los que se consideraba que la enfermedad estaba erradicada, entre ellos Reino Unido, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS), que llamó a intensificar la prevención por medio de la vacunación específica.

La OMS detectó 89.994 casos de sarampión en 48 países europeos en los primeros seis meses de 2019, más del doble respecto al mismo periodo en 2018 (44.175 casos) y ya más que para todo el año 2018 (84.462).

«El retorno de la transmisión del sarampión es preocupante. Sin garantizar y mantener una cobertura inmunológica masiva entre las poblaciones, los niños y los adultos sufrirán inútilmente y, por desgracia, algunos morirán», advirtió Günter Pfaff, presidente de la Comisión regional de verificación de la eliminación del sarampión y la rubéola.

LEÉR MÁS  El comercio está en una crisis sin remedio

Según las cifras de 2018, la enfermedad, muy contagiosa, ya no es considerada como «erradicada» de Reino Unido, Grecia, República Checa y Albania. Para la OMS, el estatuto de «erradicación» corresponde a la ausencia de transmisión continua durante 12 meses en una zona geográfica particular.

En Reino Unido, 953 casos fueron registrados en 2018 (489 desde el 1 de enero de 2019), 2.193 en Grecia (28), 1.466 en Albania (475) y 217 en la República Checa (569).

«Cada uno de esos países es un ejemplo en el que la cobertura nacional de vacunación es extremadamente elevada. Por lo tanto, no se tata de ejemplos de países con sistemas de salud particularmente débiles», señaló Kate O’Brien, directora del Departamento de Vacunación de la OMS.

LEÉR MÁS  Carrió muestra cómo "feminismo alternativo" sus ideas machistas

«Se trata de una llamada de atención para el mundo entero: no basta con lograr una cobertura nacional elevada, hay que hacerlo en cada comunidad y en cada familia», añadió.

El sarampión resurge en casi todo el mundo, debido a un mal acceso a la atención médica o a la desconfianza hacia las vacunas. Hasta 2016, había disminuido.

En los países occidentales, los «antivacunas» afirman que existe un vínculo entre la vacuna contra el sarampión y el autismo. Más de una vez, la OMS negó esta hipótesis, basada en un estudio falsificado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here