Mandan a 800 gendarmes para controlar la droga y a los mapuches cerca de Vaca Muerta

La mitad de los efectivos quedará cerca de Neuquén capital y el resto, en Comodoro Rivadavia.

El ministerio de Seguridad dirigido por Patricia Bullrich dispuso que 800 efectivos de Gendarmería Nacional sean trasladados a la Patagonia con el propósito de combatir el narcotráfico y el accionar de Resistencia Ancestral Mapuche (RAM). La mitad de ellos quedarán instalados en Plottier (muy cerca de Neuquén capital) pero tendrán un papel importante en Vaca Muerta donde el conflicto con el pueblo mapuche en los yacimientos es una constante y además ha recrudecido el tráfico de droga. Los otros 400 quedarán apostados en Comodoro Rivadavia.

Según ha trascendido, en Añelo, capital del famoso yacimiento no convencional, hay gran expectativa por la llegada de los gendarmes. El consumo de estupefacientes y la compleja relación con los aborígenes son dos puntos críticos que preocupan a su intendente, Darío Díaz. El funcionario ya inició gestiones ante la provincia para la construcción de pabellones y viviendas en los que se puedan instalar a los agentes.

Aunque la base de operaciones estará ubicada en el radio de Neuquén capital es sabido que los cortes de rutas e invasiones de yacimientos ocurren en periódicamente en Vaca Muerta. También ha crecido el tráfico de droga hacia Vaca Muerta. Se trata de un área en la que abundan los hombres solos, con sueldos altos y deben soportar la lejanía de sus familias, un clima hostil y largas horas de trabajo. “Tener Gendarmería en Añelo es para la seguridad y la tranquilidad del desarrollo de un pueblo (en el que conviven) los viejos habitantes y los nuevos habitantes”, dijo Díaz. “(Hay) una pelea diaria con el tema de la droga, la trata, la prostitución, y con los amigos de lo ajeno”, agregó.

Desde la Confederación Mapuche de Neuquén advirtieron que no son bienvenidas las fuerzas “represivas”. El diputado provincial del FIT de Neuquén, Raúl Godoy, envió un pedido de informes al ministro de Trabajo, Desarrollo Social y Seguridad provincial, Mariano Gaido, con el propósito de que le entregue detalles sobre el proyecto de seguridad.

La decisión de enviar contingentes de efectivos a la Patagonia fue anunciada el viernes pasado en el marco de una reunión del Comando Unificado de la Patagonia desarrollada en Bariloche. Estuvieron el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, el jefe de Gabinete del ministerio de Seguridad, Pablo Noceti, los ministros de seguridad de Chubut, Río Negro y Neuquén y autoridades de Gendarmería Nacional, entre representantes de otras fuerzas.

“El RAM es uno de los temas del Comando. Queremos encarcelar y separar a los integrantes de estas organizaciones, pero además estamos trabajando en la prevención de ataques en los yacimientos y en el tráfico de drogas en la región”, le dijo Burzaco a Clarín respecto del grupo fundado hace 10 años por el lonko Facundo Jones Huala.

En 2017, la zona del Alto Valle de Neuquén sufrió tres ataques que pudieron tener graves consecuencias. El 1 de septiembre fueron quemados varios vehículos en la concesionaria Kumenia en la capital. El 13 de noviembre un pozo petrolero de Pluspetrol sufrió un ataque en las afueras de Centenario. El 14 de noviembre se registró un intento frustrado de incendiar un pozo gasífero de YPF en la localidad rionegrina de Allen. En todos los casos se encontraron panfletos exigiendo la libertad de Jones Huala y el RAM.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here