El emplazamiento demandará una inversión de 40 millones de euros, a desembolsase en tres años, y con un período de operación de 50 años y la posibilidad de extenderlo por un período similar, según acordaron en junio pasado el Gobierno Nacional y la Agencia Europea.

De esta manera, la antena de Malargüe completará la red compuesta por dos antenas similares; una ubicada en Australia, la DS1 que entró en funcionamiento en 2002, y la otra en España, la DS 2 que inició su funcionamiento en 2005.

LEÉR MÁS  Fueron papás, murió su bebé y donaron los órganos para salvar a los hijos de otros

El ingeniero mendocino Roberto Franciosi, máximo referente en la Argentina de la European Space Agency (ESA), declaró al Diario Los Andes que la agencia europea ”trabajará aquí, como en otros lugares, para la comunidad científica, por el bien de la Tierra, el cuidado del ambiente, y el desarrollo del lugar, en un proyecto sano que permitirá conocer en profundidad los cambios climáticos del planeta, más allá del estudio del espacio profundo para la cual esta diseñada la DS3”.

LEÉR MÁS  Atuel: La Corte convocó a Mendoza a una nueva audiencia de conciliación

En el acuerdo firmado en junio de 2009, se estableció que la provincia deberá proveer la infraestructura necesaria para el emplazamiento de la estación y que las obras deberán realizarse por empresas argentinas. Asimismo, el 10 por ciento de los usos del lugar quedará para científicos del país.

La antena de rastreo satelital, de 60 toneladas, 35 metros de diámetro y 45 metros de alto, será construida en un predio de 10 hectáreas en la zona de La Batra, paraje ubicado a 40 kilómetros al sureste del departamento y a pocos metros de la ruta provincial Nº 186, e integrado al ”Parque Científico Municipal de Observación del Espacio Malargüe”, con una extensión aproximada de unas 100 hectáreas.

LEÉR MÁS  Su marido policía la violó a punta de pistola

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here