Machu Picchu, redescubierta hace 100 años

 

Importancia

El conjunto del territorio del Santuario Histórico Machu Picchu está lleno de significado cultural sagrado. Sus diversos sitios, complejos, monumentos y ciudadelas están entrelazados entre sí y con su entorno natural. No es posible reducir el carácter arqueológico de Machu Picchu a la Ciudadela Inca. Todo el espacio es cultural – sagrado y se relaciona uno con el otro, incluyendo en su significado al ambiente natural en que está construido.

 

Con sus 32,592 hectáreas, el Santuario Histórico de Machu Picchu es apenas un 0,025% de la superficie del Perú (1.29 millones de Km2) pero contiene aproximadamente el 10% de la fauna y 22% de la flora del Perú.

 

Descubierta y saqueada

La mayoría de los académicos consideran que el explorador estadounidense Hiram Bingham III de la Universidad de Yale redescubrió el sitio arqueológico en una zona selvática del sudeste de Perú durante una expedición en 1911.

 

Si bien en 1867, exactamente 44 años antes de que el estadounidense Bingham la diera a conocer oficialmente al mundo, el aventurero alemán Augusto Berns, un buscador de oro y empresario maderero que obtuvo una concesión minera en la zona donde actualmente se encuentra el Santuario, se llevó todas las piezas de oro, plata y piedras preciosas del lugar para venderlas a universidades y museos europeos.

LEÉR MÁS  Osep no tendrá más ART desde octubre y se autoasegurará

 

Cosmovisión Milenaria Andina

Uno de los últimos descubrimientos, presentado hace un mes por el investigador peruano Zadir Milla Euribe, fue ”El “Código Secreto de Machu Picchu” y las claves de su simbolismo.

 

El autor especifica que “La iconografía arquitectónica de Machu Picchu proviene de géneros creativos ancestrales. De uso emblemático, ritual, señalético y estético, su arte megalítico se inspira en el imaginario mitológico de la Cosmovisión Milenaria Andina”.

 

“Desde un enfoque funcional de su diseño, el Santuario de Machu Picchu fue Casa de las Huacas o Wak’a Wasi y Casa del Saber o Yachay Wasi, pues posee instrumentos funcionales como observatorios y altares astronómicos, templos, emblemática y señalética que indican un espacio de función agrícola, ceremonial y cultural. A este lugar, situado al final del camino sagrado al Antisuyu, habrían acudido en peregrinaje, maestros y jóvenes inkas desde el Cusco. Semejante monumento fue creado para vivirse y mostrarse”, explica Zadir Milla.

 

 

Tras su fabulosa obra de ingeniería, en Machu Picchu se guardan los emblemas fundamentales del Tawantinsuyu milenario. Elementos arquitectónicos como Huancas, Ushnus, Suqanqas… o animales simbólicos como el Puma, el Cóndor, la Alpaqa, el Jaguar, la Serpiente, el Picaflor, el Sapo… íconos geométricos como el Escalonado, los Tres Mundos, el Cuadrado y la Diagonal… entre otros presentes en todos los rincones de la Tierra de las Cuatro Regiones del Sol, el Tawantinsuyu.

LEÉR MÁS  El hospital Lagomaggiore desmintió el supuesto robo de un bebé

 

Durante la conferencia de presentación, trascendió que la investigación de Zadir Milla dará a conocer más de 80 huacas paisajísticas, arquitectónicas y escultóricas megalíticas de luz y sombra en Machu Picchu.

 

Riesgos y amenazas

– La presencia de turistas en exceso, sobrepasando la capacidad de carga del monumento, y la falta de señalización adecuada para el desplazamiento de los visitantes, origina que muchos recintos aún no intervenidos por arqueólogos y conservadores, corran el riesgo de deteriorarse.

 

– El turismo cultural no puede considerarse desligado de los efectos negativos, nocivos y destructivos que acarrea el uso masivo e incontrolado de los monumentos y los sitios.

 

* Presidente / Asociación Amigos de los Parques Nacionales – AAPN – Experto Comisión Mundial de Áreas Protegidas – WCPA – de la UICN.

Red Latinoamericana de Áreas Protegidas – RELAP –

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here