Brasil anunció que habrá estrictos requisitos para las nuevas partidas de fruta que lleguen desde la Argentina. Según funcionarios del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) el país vecino indicó que habrá más puntos de control de plagas y sanciones a productores, exportadores y empacadores cuando se detecten según calculan los chacareros, se necesitan $ 400 millones para efectuar las operaciones de control de plagas. El sector todavía no terminó de recibir un subsidio de $ 300 millones prometido por el Gobierno, del que solo llegaron $ 110 millones.

El parate del comercio de este año entre ambos países, después de que se detectó carpocapsa en 15 embarques, afectó fuertemente a los productores del Alto Valle de Río Negro y Neuquén. Los chacareros no pudieron colocar sus productos en uno de los mayores mercados que tiene el país y que absorbe unas 200.000 toneladas de fruta por año. Esto significó, según las cámaras de Regina, General Roca y Cipolletti, que 400 millones de kilos de peras y manzanas quedaran sin cosechar y que un 25% de la producción de la región permanezca en las cámaras de frío esperando un comprador en el corto plazo.

LEÉR MÁS  Entradas Vendimia 2018: la más cara $400; la más barata $110

Entre los productores crece el temor de que los controles terminen por abortar las ventas a este país. Brasil ofrece un precio más acorde a las pretensiones de los exportadores de frutas. “Existen otros mercados pero compran a un valor que le terminan dejando al productor 10 centavos de dólares por kilo, con eso no paga el costo de la cosecha”, explica Jorge Figueroa, presidente de la Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén.

LEÉR MÁS  Reclamo en la sede del IPV por demoras en la entrega de un barrio

Se estima que las pérdidas por la caída del comercio con Brasil rondan los US$ 100 millones. El piso de calidad determinado por el comprador no será fácil de alcanzar tomando en cuenta la crisis que atraviesa el sector, aseguran a Clarín los productores. “Brasil está sobre actuando pero los productores tenemos una situación muy compleja. El gobierno no nos apoya económicamente, no nos abre el camino para que podramos ser más competitivos. Los pedidos de Brasil nos efectuan porque no estamos bien y no podemos cumplir”, agrega Figueroa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here