A partir de ayer comenzó a regir un aumento del 3% en los medicamentos que se comercializan en todas las farmacias argentinas. Se trata de la segunda actualización en menos de un mes, cuyo acumulado es del 10%. Sin embargo, desde el Colegio Farmacéutico de Mendoza (CFM) remarcaron que es insuficiente y muchos negocios han tenido que cerrar por no poder hacer frente a los crecientes costos de funcionamiento.

Este es el segundo aumento que se produce en poco tiempo. En julio los importes se habían elevado en un 7% en todas las líneas de productos.

Luis Salvi, presidente del CFM, explicó a Diario Vox, que se trata de una actualización de los precios, que tendría que haberse implementada a principios de agosto, pero que la Dirección de Comercio Nacional lo frenó. “En un principio, el aumento previsto era del 5%, pero finalmente se logró destrabar la medida solo con el 3%”, especificó.

LEÉR MÁS  La Justicia falló a favor del sistema de pulverización aérea

La actualización se realiza de manera lineal en todos los medicamentos que son comercializados en la provincia. Salvi explicó que si bien era una medida esperada, recién ayer comenzó el remarcado de precios en toda la provincia.

En crisis

Salvi explicó que es “una medida insuficiente para un sector que ha sentido muy fuerte los efectos de la inflación”. “Hablar del 10% en una economía donde la inflación es ampliamente superior, termina siendo desfavorable para todo el sector”, dijo y remarcó que “esto nos ha costado el cierre de al menos 10 farmacias en lo que va de 2015, y la tendencia podría prolongarse hasta diciembre”.

LEÉR MÁS  Pronóstico para el finde: luego del calor, baja la temperatura

Si bien no hay problemas de provisión desde los laboratorios, muchas farmacias no pueden mantener los stocks por problemas de baja rentabilidad. “Durante 2015 se han absorbido los aumentos de los costos operativos”, agregó.

Los únicos medicamentos que sí se han visto afectados por aumentos mayores son aquellos que ingresan a través de la importación. “Todas nuestras reservas se mantienen con laboratorios nacionales, pero los importados se manejan a través del precio del dólar”, explicó el farmacéutico y agregó que “los únicos que se ven afectados en esos casos, son los hospitales y grandes clínicas que compran para sus servicios especializados”.

LEÉR MÁS  Entradas Vendimia 2018: la más cara $400; la más barata $110

Desde el Estado provincial aclararon que si bien los costos están protegidos a través de la licitación que regula la adquisición, “se trata de un tema sensible”. Con mucho hermetismo, desde el Ministerio de Salud comentaron “que más allá de los problemas existentes por atraso en los pagos, el suministro es normal y los laboratorios no han retenido los medicamentos imprescindibles para los programas que se desarrollan en los hospitales públicos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here