Los Dos Chinos, un clásico porteño, planea abrir un restaurante en Mendoza

Recién reabierto en la Ciudad de Buenos Aires, el restaurante y pastelería Los Dos Chinos proyecta expandirse al interior del país y uno de los lugares elegidos es Mendoza. Con esa idea, los actuales propietarios vendrán en las próximas a la provincia, según lo confirmaron a Punto a Punto. El objetivo es sondear el mercado local que, reconocen, ya cuenta con una nutrida oferta gastronómica.

La historia de Los Dos Chinos se remonta a 1862, cuando las esposas de los hermanos Carlos y Juan Gontaretti comenzaron a fabricar productos caseros, salados y dulces, que luego sus maridos salían a vender por las calles de Buenos Aires. El 11 de octubre de aquel año abrieron su primer local en la esquina de Alsina (antes Potosí) y Chacabuco. Para decorar la entrada, compraron dos estatuas de un barco chino que estaba anclado en el puerto de la ciudad y así surgió el nombre de la confitería, que estaba “en la Esquina de Los Dos Chinos”. Algunos de sus clientes fueron desde entonces Bartolomé Mitre, Hipólito Irigoyen, Enrico Caruso, Jorge Luis Borges, Aníbal Troilo y Roberto de Vicenzo.

Además de la carta del restaurante, elabora productos de pastelería y panadería, entre ellos pan dulce durante todo el año. Además posee comida para llevar, catering para eventos y servicio de delivery.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here