La avanzada argentina en Chile no se detiene. No sólo cruzan la Cordillera para disfrutar de las playas del país vecino como La Serena o Viña del Mar, sino también para ahorrar dinero en las compras de electrodomésticos y artículos electrónicos ya que las diferencias de precios con los argentinos son importantes.
Como parte de esa avalancha, el mercado local de smartphones comienza a inundarse de equipos provenientes de Chile. En especial después de enero, mes en el cual la llegada de argentinos a Chile se disparó, producto de las vacaciones y, precisamente, de las diferencias de valores. De hecho, sólo durante las tres primeras semanas del mes pasado y contabilizando nada más que el tránsito en el paso Cristo Redentor en Mendoza, 258.776 argentinos cruzaron la Cordillera.
Con este escenario, los fabricantes de celulares esperan enero con ansias debido al masivo arribo de compradores argentinos que invaden los shoppings para adquirir productos tecnológicos que en Argentina, por diferencias arancelarias y tipo de cambio, les resultan muy caros. Según detalla una nota del Diario Financiero de Chile, de acuerdo a cifras del Banco Central de ese país en enero las importaciones de celulares llegaron a los u$s 144 millones, lo que representa un fuerte salto de 51,5% en relación a los u$s 95 millones del mismo mes de 2016.
Esto se debe a que en Argentina la tecnología cuesta hasta un 66% más, según un estudio realizado por la consultora especializada en trade marketing y mercado IntegraGO, que determinó que la Argentina lidera el ranking de los países más caros de la región en este tipo de productos (considerando en todos los casos precios en dólares a la cotización oficial de cada país).
”En los últimos dos años, tenemos un fenómeno bien especial. Era tranquilo en ventas, pero lo que ha ocurrido es que consumidores de países de vecinos, de Argentina principalmente, han identificado que todo el tema de electrónica tiene precios referenciales que son mucho más económicos que los que tienen en sus países, principalmente por un tema arancelario?, sostuvo Fernando González, product Manager de Samsung. Si bien el ejecutivo reconoció que este fenómeno partió en 2015, precisó que el año pasado hubo una demanda más bien ?pasiva?, es decir, argentinos que solamente se acercaban a puntos de venta y preguntaban por promociones. ?Pero una vez que ya se identificó y se reconoció este fenómeno, la industria lo ha buscado capitalizar, afirmó.
Desde Huawei comentaron al Diario Financiero que los buenos precios han permitido a los argentinos renovar sus celulares que son antiguos y caros en relación a los que se venden en su país. Por lo mismo, compran más de uno. ?En el caso de Argentina, por ejemplo, los modelos de celulares son más antiguos de los que se venden en Chile y están a un mayor precio que en el mercado local.
Este factor, lleva a que los turistas compren una gran cantidad de equipos, lo que se ve reflejado en las cifras de enero?, indicaron desde la marca china.
En 2016, la entrada de extranjeros a Chile aumentó aproximadamente en un 26%, con un alza de 49% en las visitas de argentinos, los cuales vienen principalmente a hacer turismo de shopping, según la CNC.
De acuerdo al gremio, el gasto de los argentinos con tarjeta en Chile en el cuarto trimestre 2016 creció 51% respecto del cuarto trimestre de 2015.
De esta forma, los turistas trasandinos cerraron el 2016 con un alza real de 104% en su gasto.
Darío Bustos, Country Manager de Lenovo MBG en Chile (que opera la marca Motorola), agrega nuevos elementos para explicar este fenómeno: la apertura del mercado chileno, con precios ultra competitivos, barreras de entrada reducidas y una gran cantidad de marcas disponibles.
A esto se suma un retail sofisticado, que se preocupa por este nicho y sus cada vez más exigentes consumidores, sostuvo.
?Desde Moto podemos decir que sólo en enero de este año, la compra de smartphones por parte de los transandinos superó el 20%?, afirmó.
Según Bustos, el segmento que está impulsando estas cifras es el de los gama media, que se divide en dos categorías: media, con precios que van desde los $ 1600 (argentinos) a $ 2400, y media alta, con precios que fluctúan entre esta última cifra a los $ 3600.
Otro ejemplo es el iPhone 6s y 6s Plus, que llegaron a Chile en octubre del año pasado, y se venden en cerca de u$s 950 la versión del 6s de 16GB de capacidad hasta u$s 1388. Si bien son precios algo elevados, siguen siendo más baratos que lo que puede encontrarse en cualquier sitio de venta online en Argentina, donde el smartphone de Apple no se comercializa de manera oficial.
El caso del Samsung Galaxy S7 Edge, liberado, se puede conseguir en tiendas similares a u$s 1122, es decir, u$s 536 menos que en Argentina. En tanto, el modelo LG V10 se consigue por $ 25.999 en la Argentina. En Chile, el precio es de u$s 778, menos de la mitad.
LEÉR MÁS  La Justicia falló a favor del sistema de pulverización aérea

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here