Tras la promoción que terminó haciéndole Mauricio Macri a los termotanques solares, la argentina Longvie lanzó ayer oficialmente esos productos con su marca, producidos por la mendocina Energe, la misma a la que el Presidente le compró un equipo para Olivos. Ambas empresas vienen trabajando desde fines del año pasado en el proyecto, que prevé inicialmente producir unos 300 equipos mensuales, para llegar a 1.000 en un año.
El termotanque, que supuestamente ahorra hasta 80% del consumo de gas, complementa el tradicional, pero no lo reemplaza. Tampoco es barato: el más chico, de 90 litros, vale $ 24.000 (uno a gas cuesta $ 7.000) pero Eduardo Zimmermann, gerente comercial de Longvie, dice que ya están trabajando para bajar los costos. “La amortización está calculada en 7 a 9 años -dice- y la vida útil es de 30 años”.
En el marco de una nueva ola verde, Longvie también está por lanzar un calefón sin piloto (no hay en el mercado y también apunta a ahorrar gas).
La apuesta a los termontanques solares se da en medio de un año en que las ventas cayeron 20%, con pisos de 40% en lavarropas. Por eso, hasta diciembre, la empresa suspendió dos días a la semana a los trabajadores de su planta de Catamarca. En Paraná, donde hacen los termotanques y estufas, también tuvieron suspensiones que ahora se levantaron. La fábrica de Villa Martelli fue la única que trabajó sin paradas este año.
La compañía, que emplea a 780 personas, tendrá ventas en pesos similares a las del año pasado, que fueron de $ 1.030 millones.
LEÉR MÁS  La Dirección General de Escuela condenada por un caso de bullyng

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here