He usado algunas de sus ideas y adicionado otras propias para conformar esta lista: ¿crees que los pequeños nacidos en el 2011 reconocerán estas cosas?

Videocinta (Video tape): Las historias que Money Talks ha producido en los últimos tiempos han sido filmadas, editadas y distribuidas por las estaciones de TV sin siquiera ser grabadas en videocintas. No sólo eso, las cámaras digitales ofrecen una calidad muy superior a lo que hubiéramos podido imaginar hace 10 años, y cuestan menos que los lentes de las cámaras que teníamos antes.

Agentes de viajes: Aunque no están muertos hoy en día, es una de las tantas profesiones que han sido diezmadas por Internet. Cuando llegue el momento de su luna de miel, ¿podrán los nacidos en el 2011 encontrar alguno?

La separación entre el trabajo y el hogar:
Cuando cargas un equipo conectado a tu correo electrónico en el bolsillo, no son sólo tus amigos quienes pueden encontrarte. También puede hacerlo tu jefe. Para los chicos nacidos este año, la pared entre la oficina y el hogar va a ser muy borrosa.

Libros, revistas y periódicos:
Las palabras escritas en árboles muertos ya van de salida, así como las videocintas. Por supuesto, habrá libros, pero para los nacidos hoy las librerías serán tan numerosas como las tiendas de discos son ahora.

Locales para alquilar películas: ¿Usted realmente se monta en su coche y maneja hasta un lugar sólo para alquilar una película?

Relojes: A lo mejor como un accesorio pintoresco, pero la hora correcta está en tu ”smartphone”, que casi siempre está en tu mano.

Mapas en papel: Alguna vez estuvieron disponibles gratuitamente en cada gasolinera. Hoy están prácticamente obsoletos, y es probable que la próxima generación tenga que visitar un museo para encontrarlos.

LEÉR MÁS  Anunciaron tormentas severas y posibilidad de granizo para Mendoza

Teléfonos con conexión de cable: ¿Por qué pagar $35 al mes para tener un teléfono enchufado a una pared? Para los nacidos en el 2011, ése será un concepto tonto.

Larga distancia: Gracias a Internet, los días de pagar más por hablar con alguien en otra ciudad, estado o inluso país estarán casi extintos.

Clasificados de periódicos: La época en que había que comprar un montón de papel impreso sólo para ver las ofertas de las tiendas ha quedado atrás.

Internet dial-up: Aunque no todos están conectados a la banda ancha, falta poco para que la conexión dial-up le siga los pasos a los teléfonos de cable.

Enciclopedias:
¿Recuerdas aquellos tiempos en los que tenías que comprar libros caros, obsoletos antes de que la tinta se secara? Eso será un sinsentido para los bebés de hoy.

Amigos olvidados: Recuerda cuando un viejo amigo te recordaba a alguno de tus compañeros de secundaria y decías: ”Oh sí, ¡me olvidé de ellos!”. La próxima generación estará automaticamente en contacto con todos los que han conocido, incluso de pasada, a través de Facebook.

Alguna otra cosa olvidada: Los bebés del 2011 no sabrán lo que es pararse en un bar a debatir sobre lo desconocido. El conocimiento colectivo del mundo moderno está en su computadora o bolso. Y dado que siempre los llevas contigo, ¿para qué molestarte en recordar?

Las noticias de la noche: Estarán disponibles las 24 horas. Y si no estás en casa para verlas, no importa: tienes el ”smartphone” en tu bolsillo.

CDs: Primero los discos de vinilo, luego los cassettes, después los CDs. Reemplazar tu colección de música solía ser un pasatiempo muy caro. Hoy en día es (más) barato y tan sencillo como conectarte a Internet.

LEÉR MÁS  Mató al novio de su ex al verlos juntos en una red social

Cámaras de cinta: Para los puristas, quizás, pero para los chicos del futuro, la palabra ”cinta” no significará nada. De hecho, hasta las cámaras digitales están en peligro de extinción a medida que las computadoras de bolsillo se apoderan también de esas funciones.

Páginas blancas y amarillas: ¿Para qué necesitas un libro que pesa 10 libras sólo para encontrar a alguien?

Catálogos: No hay necesidad de enviarme una revista por correo postal cuando puedo ver todas tus ofertas en cualquier lugar. Si quieres recordarme que vea lo que tienes en venta, mándame un correo electrónico.

Fax: ¿Puedes decir ”escanear” ”.pdf” y ”correo electrónico”?

Una foto en un cuadro: Tanto desperdicio de espacio en una pared/mostrador/escritorio para tener un marco alrededor de cada fotografía. 8 GB de fotos y videos en marcos digitales que abarcan a todas las personas que has conocido y todo lo que has hecho, eso sí es eficiente. Especialmente en comparación con lo que solíamos hacer: poner a nuestros amigos y familiares juntos en una habitación y obligarlos a ver una presentación de fotos o cine en casa.

Cables: ¿Cables que conectan teléfonos a las paredes? ¿Cables que conectan computadoras, TV, grabadoras y otros electrónicos entre sí? ¿Cables que conectan computadoras a Internet? Para los niños del 2011 eso tendrá el mismo sentido que un carro eléctrico atado a un cable.

Cartas escritas a mano: Para todos los efectos, cualquier cosa escrita a mano. ¿Cuándo fue la última vez que escribiste en cursiva? De hecho, ¿sabes lo que la palabra ”cursiva” significa? Los niños nacidos en el 2011 no, pero de seguro te asombrarán con el uso del teclado.

LEÉR MÁS  Un abogado mendocino fue acusado por lesiones graves en Uruguay

Hablar con una persona a la vez: ¿Recuerdas aquellos tiempos en los que era rudo hablar al teléfono cuando estabas compartiendo con alguien? Los niños del mañana asumirán que está bien enviar mensajes de texto para mantener el contacto con cinco o seis personas, mientras fingen prestar atención a aquellos que están a su lado físicamente.

Planes de retiro: Sí, hubo una época en la que sólo tenías que trabajar en el mismo lugar por 20 años y ellos te enviarían un cheque mensual por el resto de tu vida. De hecho, algunas compañías ¡hasta pagaban tus costos médicos!

Correo postal: ¿Qué queda de la correspondencia que recibes hoy si le restas las cuentas que puedes pagar por Internet, los depósitos directos en tu cuenta de banco, y el correo basura que puedes recibir por correo electrónico? La respuesta: una abultada burocracia en la que se pierden miles de millones de dólares anualmente.

Comerciales en la TV: Son terriblemente costosos, fáciles de evitar con DVR e ineficientes en su objetivo de llegar a las grandes audiencias. A menos que a alguien se le ocurra una manera de forzar a verlos -como con el video en Internet-, ¿quién va a pagar por ellos?

Comerciales en emisoras musicales de radio: Los ”smartphones” con programas de música en ”streaming” como Pandora son una mejor solución que no incluye anuncios que gritan entre canciones.

Esconderse: Hasta hace poco tiempo, si no contestabas el teléfono, no pasaba nada -nadie sabía si estabas vivo o muerto, mucho menos dónde estabas-. Hoy en día tu celular no solo está tu bolsillo sino que, potencialmente, puede delatar tu paradero, incluso a los anunciantes.

fuente: yahoo.com.ar

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here