Las autoridades migratorias estadounidenses permitieron la salida de la niña de ese país, luego que entre los escombros del orfanato donde estaba hallaron una copia del acta que acreditaba la adopción legal, que había tramitado una familia mendocina antes del terremoto del 12 de enero.

Karina Valdés y Darío Pacheco, el matrimonio que adoptó en forma legal Rosalindha en octubre del año pasado, llegaron hoy a Ezeiza desde Estados Unidos y a la tarde partieron a Mendoza, donde residen junto con otros cuatro hijos, también adoptivos.

Karina explicó que: ”En octubre viajamos a Haití para estar ante el juez y allí obtuvimos la sentencia de adopción. Pero el 19 de enero, luego del terremoto, Rosalindha fue llevada a Estados Unidos como parte de una misión humanitaria y creo que esa decisión le salvó la vida”, dijo Valdés en Ezeiza.

”Obtuvimos la sentencia de adopción el 4 de enero y, luego del terremoto, vivimos con mucha angustia y desesperación tanto nosotros como los cuatro hermanos, ya que había mucha expectativa por la llegada del nuevo hermanito”, relató la mujer.

Buscaron a la niña fuera del país ”por la lentitud de los trámites en la Argentina” y, de todas las opciones, ”siempre volvíamos a Haití. Este país nos robó el corazón”, afirmó.

”Veníamos analizando desde hace un tiempo la adopción y cuando nos enteramos del terremoto donde estaba nuestra hija fue una angustia terrible. No supimos nada de ella hasta el primer sábado después, estábamos todos muy mal, pero gracias a Dios salió todo bien y hoy Rosalindha está con nosotros”, manifestó Pacheco.

La abogada de la familia, Fabiana Quaini, explicó a Télam que ”desde el mismo orfanato donde estaba la niña nos avisaron que la llevaban a Pittsburgh (Estados Unidos) junto a otros 52 niños porque el terremoto había puesto en peligro la vida de todos ellos al no poder conseguir alimento ni agua”.

”Viajamos a Estados Unidos el viernes pasado y cuando pudimos tener la fotocopia del acta de adopción que se había hecho en Haití, la oficina de Migraciones actuó en forma muy rápida y no hizo falta otra documentación para autorizar la salida” de la beba, detalló.

Quaini destacó que Estados Unidos había recibido ”pedidos de España y de otros países europeos para adoptar a los niños haitianos” y recalcó la cooperación del orfanato de Haití, ”ya que, en un primer momento, nos habían contestado que no podían buscar papeles cuando estaban evacuando vidas, pero luego encontraron el acta”.

En el orfanato haitiano, que se derrumbó parcialmente por el sismo, su directora aprovechó la salida de un avión hacia los Estados Unidos para embarcar a los 53 niños que allí residían debido a que los chicos no iban a poder sobrevivir mucho tiempo ya que el agua y la comida escaseaban.

Al saber que Rosalindha estaba en Pittsburgh, la familia viajó a buscarla el viernes pasado, aunque en principio las perspectivas eran pocas ya que había que demostrar que la adopción se había hecho en forma legal dado que el juez haitiano que la había autorizado murió en el terremoto.

Además del matrimonio mendocino, otras 14 familias argentinas esperan encontrar a niños haitianos que habían adoptado legalmente pero que desconocen sus paraderos a causa del terremoto.

Uno de esos casos es el de Mabel García, una cantante lírica argentina que vive en Corea, quien había adoptado a un niño en Haití y se enteró que lo estaban evacuando hacia República Dominicana.

Quaini, quien también patrocina a García, dijo que ”un mail enviado a último momento detuvo el traslado de este niño, que era llevado junto con otros chicos a República Dominicana al no haberse encontrado registros de la adopción legal realizada antes del sismo”.

 

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here