Parece que los fans de la cantante británica Lily Allen tendrán que resignarse a no poder disfrutar más de sus directos o nuevos discos.

 

Tras años anunciándolo, la artista finalmente cumple lo prometido y se retira de la música. Tiene proyectos familiares y planea irse a vivir al campo para tener una vida tranquila, según Europa Press.

 

Desde que salió su primer disco Alright, Still en 2006, Lily protagonizó una carrera meteórica que la llevó a los primeros puestos de las listas de éxitos, a la vez que protagonizaba noticias por sus salidas de tono a la hora de hablar de otros músicos.

LEÉR MÁS  Qué dice el informe del organismo de la ONU que confirmó la "señal inusual" del ARA San Juan

 

Sin embargo, la cantante británica sigue en la brecha liderando una campaña para combatir la descarga ilegal de archivos en Reino Unido. Por ello animó a los amantes de la música a comprar discos para salvar a la industria musical.

 

Ante las voces que la acusan de haber renegociado su contrato discográfico para lucrar con este proyecto, Lily se defendió en su blog diciendo que ”sigo siendo fan de la nueva música, así que esto no es ninguna iniciativa egoísta. Los días de hacerme rica gracias a mis discos han terminado”.

LEÉR MÁS  Un maestro abusó de sus alumnos de jardín

 

Entre pollos y cerdos, así dijo Lily Allen que querría vivir una vez cumpliera los 25 años y se casara, declaró en su día a la revista People.

 

Aún tiene 24, pero ya dió el primer paso: dejar la música. Sólo le queda buscar un vestido de novia.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here