Licencia digital: no se podrá circular sin el carnet plástico

El novedoso anuncio referido a la implementación de la licencia de conducir digital -a nivel nacional- comenzó ayer con algunas limitaciones. De hecho, y según se aclaró desde el principio, no reemplazará al carnet plástico; sino que será un complemento.

Si bien la idea es que dentro de un tiempo la credencial virtual pueda presentarse en los controles viales sin la necesidad de que esté acompañada por la real -incluso cuenta con un código que permite saber en el acto si su propietario cuenta con alguna inhabilitación, por ejemplo-: lo cierto es que en un principio no será documentación suficiente.

El detalle es que tanto la ley nacional como la provincial establecen que es el carnet físico el que debe presentarse ante la solicitud de algún efectivo policial, algo que no ocurre -por ejemplo- con el comprobante de pago del seguro (para estos casos, la norma provincial aclara que tiene validez el comprobante virtual, aunque no siempre se respeta esto).

Por esta misma razón es que otra de las iniciativas que acompañará este proyecto y que comenzará a tramitarse en los próximos meses tiene que ver con una reforma normativa que sustente la validez de la documentación virtual.

La licencia digital puede obtenerse por medio de la app Mi Argentina (disponible en Google Play y Apple Store) -previo registro-, aunque la validación final debe concretarse en los centros de emisión de la licencia o en el registro civil correspondiente.

“Desde que se anunció, a nivel nacional están ingresando 6.000 llamados por segundo en todo el país para sacar la licencia digital. Ni bien se enteró, la gente ya empezó a tramitarla. Pero hay que entender que va a coexistir con la licencia impresa -va a ser un complemento, no la va a reemplazar- y que va a ser todo parte de un proceso que recién está iniciando. No hay que generar ansiedad”, destacó el director de la unidad ejecutiva de Seguridad Vial de Mendoza, Hugo Fiorens: quien agregó que la validez de la licencia virtual regirá sólo en el territorio nacional.

“Es una buena medida. No obstante, para las autoridades de aplicación se necesita la modificatoria de la ley para que se incluya la validez presentando también la versión digital. A ello hay que agregarle también equipar a los efectivos con el equipamiento para leer el código QR. Va a ser un proceso medio lento de aplicar. Y en Mendoza no va a ser válido hasta que no se cambien esos detalles, por lo que el conductor debe seguir exhibiendo el carnet de plástico”, destacó el director de Seguridad Vial de Mendoza, Oscar Hómola.

Complementaria

El novedoso formato de la licencia acompaña a la edición nacional y no reemplazará al tradicional carnet de plástico. De hecho, quienes tengan que obtenerla o renovarla deberán seguir solicitando turnos en las distintas dependencias y pasando los exámenes de siempre. “Van a ser complementarias y, sí o sí,  el conductor va a tener que tener la impresa.

No obstante, una vez ya aceitado e implementado el proyecto; la idea es que con la versión digital se pueda circular perfectamente y si uno se olvida o pierde el plástico, pueda presentarlo. Con el código que tiene se puede acceder a toda la

información e historial”, resumió Fiorens, quien también resaltó que se podrá detectar en el  acto si la licencia no está habilitada o está falsificada.

LEÉR MÁS  La COVIAR advirtió que los anuncios de Macri ayudan pero no alcanzan

Capital: estacionar en doble fila, entre las  faltas  más comunes

El director de Tránsito de la Ciudad de Mendoza, Javier Passera destacó que 80% de las multas que se labran en el departamento son por faltas leves. Y, entre ellas, las más comunes son por estacionar en doble fila, mal estacionamiento o no pago de la tarjeta de estacionamiento medido.

“Se está trabajando con las cámaras, haciendo multas online. E n estos casos hay operadores en el centro de monitoreo que las graba, las analiza y con eso se labra el acta. Cada vez se están haciendo más multas, sin necesidad de que esté el inspector”, indicó Passera.

En esa comuna, las multas por faltas leves ascienden a 1.200 pesos; mientras que las graves y gravísimas son de 3.480 y 5.220 respectivamente (más bajas que las de la Provincia). En tanto, cuentan con una multa específica por el no pago del estacionamiento medido, que asciende a 252 pesos. Todas tienen un descuento de 40% en caso de pago en corto plazo.

“El estacionamiento en doble fila es una falta leve. Pero si llega a ser triple fila u obstaculiza el tránsito, se convierte en falta grave. Ahora, para el inicio de clases, estamos trabajando en una metodología que permita un plan ‘sube y baja’.

Sería que el padre llegue, estacione, se baje su hijo -sin necesidad de que lo acompañe el adulto- y haya un cordón con docentes o alumnos avanzados que brinden seguridad al chico hasta que entre a la escuela. Eso impediría que se bajen los padres y dejen el auto estacionado”, agregó Passera, quien destacó que se ha hecho una experiencia piloto en algunos establecimientos capitalinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here