Aunque la quita de retenciones no fue publicada aún en Boletín Oficial, desde la Asociación de Productores Lecheros de Argentina (APLA) denuncian que los proveedores de balanceados pasaron listas de precios con incrementos “entre el 15 y 20 %” porque ?el cambio en la retenciones provocó modificaciones en los precios del maíz y el expeller de soja”, advirtieron.

Esta situación provocará más quebrantos en los números del productor. “Es como si en lugar de los $2,20 que hoy cobramos por el litro de leche, nos bajaran a $1,60?, dijo Daniel Oggero, integrante de la comisión ejecutiva de la Asociación de Productores lecheros y referente de Federación Agraria. Además, aseguró que para “lograr una mínima ganancia el tambero debería recibir $4,20?.

De todos modos, Oggero considera que la modificación de las retenciones es positiva. “La medida nos parece muy bien pero los tamberos necesitamos que nos acompañen con ayuda, sino para el segundo semestre del año próximo habrá mucho menos leche y menos tambos”, afirmó.

En ese contexto, el dirigente reclamó una “reunión urgente” con las autoridades. “No queremos poner palos en la rueda, les deseamos mucha suerte en la gestión y queremos ponernos de su lado”, expresó. En tanto, criticó la posibilidad de que el Gobierno otorgue créditos a la industria para poder sostener los stocks de leche, tal como circuló las últimas semanas. “Sería algo erróneo porque las industrias están esperando una devaluación y mientras tanto pagan un precio irrisorio a los tamberos”, disparó. E insistió: “Queremos hablar con el Gobierno, ponernos de su lado”.

Por su parte, desde el Ministerio de Agroindustria el subsecretario de lechería, Alejandro Sammartino, está coordinando reuniones en esta semana y hasta mediados de la próxima inclusive con representantes de la producción e industria para diseñar un plan de recuperación de la lechería.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here