En la primera semana santa bajo la presidencia de Mauricio Macri, las ventas cayeron un 4,8%, a pesar del incremento en la cantidad de turistas, que a diferencia del año pasado decidieron quedarse menos tiempo en los centros turísticos y tenes un consumo más moderado.

Según un informe de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa, el fin de semana largo 2.270.000 viajeros recorrieron el país (un 2,1% más que el año pasado) aunque la estadía fue más corta y las ventas de bienes y servicios vinculadas al sector cayeron 4,8%.

”El movimiento turístico por Semana Santa fue en general bueno, y en muchos destinos superó las expectativas. Entre el miércoles 23 y el domingo 27 de marzo, 2.270.000 personas viajaron por la Argentina, generando ingresos directos por $4.045 millones en las economías regionales”, precisó la entidad.

Según los datos del informe, los visitantes permanecieron en promedio 3,3 días (en 2015 la permanencia fue de 3,8 días) y sostuvieron un gasto diario per cápita de $540, un 18,7% por encima del 2015 en términos nominales, que al restar la inflación se transforma en un indicio negativo.

Según el relevamiento realizado por CAME en 40 ciudades del país, las ventas de bienes y servicios ligadas al turismo (medidas en cantidades) tuvieron una caída promedio de 4,8% frente a lo que sucedió en el mismo feriado de 2015.

En lo que va de 2016, ya hubo 2 fines de semanas largos (Carnaval y Semana Santa que este año coincidió con el Día de la Memoria) donde viajaron 4.320.000 turistas con pernocte, y dejaron ingresos directos por $8.135 millones en las economías regionales del país.

LEÉR MÁS  Explotó una camioneta en cercanías del Congreso de la Nación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here