El Ministerio de Salud Pública emitió un comunicado con una serie de advertencias a raíz de la ola de calor que se vive en todo el territorio nacional. Por tal motivo, la secretaría de Estado recomienda “evitar la inadecuada exposición al sol”.

En tanto, la cartera nacional expresó que “las embarazadas, los lactantes, los niños pequeños y los adultos mayores son los más vulnerables a las altas temperaturas”. Por eso, aconsejó además a todas las personas tomar al menos dos litros de agua diarios, aún cuando no experimenten sensación de sed

LEÉR MÁS  Wanda Nara estalló de furia contra Sampaoli

Además informa que los síntomas del exceso de calor pueden ser: “calambres, agotamiento, dolor cabeza, náuseas o vómitos”.

El MSP aclara que, “además existe el riesgo de la deshidratación, que conlleva decaimiento intenso, postración, piel seca, boca o lengua seca, ojos hundidos e intensa sed. Además, pueden presentarse presión arterial baja y pulso rápido”.

La autoridad sanitaria asegura que la ola de calor puede afectar “a niños menores de 6 años, adultos mayores de 65 y personas con enfermedades crónicas como hipertensión arterial, diabetes, obesidad, cardiópatas y consumidores de alcohol”.

LEÉR MÁS  Rafael Bielsa se presenta en Las Heras

Afirma que también están en riesgo aquellas personas con discapacidades, quienes realicen trabajo de esfuerzo físico intenso, o que practiquen deportes al aire libre”.

Alerta sobre el denominado “golpe de calor”, que se presenta como un “cuadro grave que se caracteriza por temperatura corporal mayor de 40 grados, piel caliente y roja, inestabilidad al caminar o estar de pie, mareos, cambios de conducta o nivel de conciencia como delirio, somnolencia y confusión, e incluso convulsiones y coma”.

LEÉR MÁS  Docentes universitarios paran este martes y miércoles

La secretaría de Estado aconseja “evitar la actividad física fuera de la casa entre las 11 y las 18 horas, y no exponerse a los rayos solares en las playas y espacios al aire libre”.

Recomienda: “consumir más líquidos de lo habitual aunque no tenga sed, y ofrecer a los niños más líquidos de lo habitual, y a los bebés lactancia a demanda.

También aconseja: “tomar dos o tres duchas refrescantes al día, utilizar ropa holgada, ligera y de colores oscuros, sombrero, lentes de sol y protector solar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here