Las familias se vuelcan a los manuales usados por la crisis

Llevar libros de años anteriores como parte de pago o para venderlos es una costumbre que va en aumento.

Los textos escolares subieron un 30% de acuerdo con los valores que manejan las librerías de la provincia, y si bien no se trata de un aumento que supere la inflación (54,3% interanual), se trata de un costo considerable cuando se compra más de un libro por alumno, y para más de un hijo en una misma familia. En este marco, los padres suman estrategias para reducir costos que van desde el trueque hasta las fotocopias.

Desde mediados de febrero comenzaron a verse los libros de texto en las vidrieras, junto con el resto de los artículos escolares, pero en estos días y con las clases ya encima, es común ver padres mostrando la portada del libro pedido por el docente de sus hijos en la librería, a la espera de que el mismo esté disponible, y si es posible que sea usado para ahorrarse al menos un 30% del costo del nuevo.

Sin embargo, según relataron desde las librerías que se dedican a la compra venta en la provincia, muchas veces no hay disponibilidad de esos textos por diversas razones, o porque no muchas personas deciden vender los libros del año anterior, o porque la misma escuela cambia de edición de un año a otro y solicitan un manual nuevo.

“Las editoriales preparan los libros para el año siguiente desde el segundo semestre del anterior, y se los empiezan a ofrecer a los docentes. En algunas escuelas cambian de un año a otro, pero para nosotros invertir en todos los libros de una editorial resulta muy costoso, son cerca de $200.000 por editorial y no podemos costearlo”, señalaron desde una reconocida casa de libros de calle San Juan, que a la fecha prefiere vender solo libros usados, tanto por las preferencias de sus clientes como por los márgenes de ganancias que obtienen con estos.

Desde otro comercio vecino, explicaron una situación similar. “Traemos libros nuevos, pero solo sin nos los encargan”, explicó la encargada.

LEÉR MÁS  Lluvia y algo de frío para el comienzo de la semana

Precios y diferencias
En este rubro los precios son muy variables. Hay manuales usados, o bien de ediciones de años anteriores, que tienen precios que no superan los $100 y -según relataron en las librerías- muchas veces se venden como material de consulta para los docentes.

En el otro extremo están los manuales de inglés, que pueden costar $800 y que no solo traen los textos de estudio y cuadernillos de práctica (otros $600), sino que incluyen códigos para que el alumno pueda ingresar a una plataforma desde la que escuchar ejemplos de pronunciación y hacer ejercicios.

Pero en promedio, una familia puede gastar entre $600 y $800 por manual, lo que se traduce en al menos $2.400 por niño si la familia debe comprar cuatro (Lengua, Ciencias Naturales, Ciencias Sociales e Inglés), y el gasto puede ser mucho mayor si el niño ya no tiene materias integradas.

Además, durante el año habrá que sumar los libros de literatura para lectura obligatoria.

En cambio, si el libro es de segunda mano se pueden ahorrar al menos $200 por cada uno, y si la familia además lleva a la librería manuales de años anteriores hasta “pueden salir derecho”.

De hecho, pudimos observar que es posible cambiar un libro de Ciencias Naturales de edición 2016 por una novela clásica, gracias a lo que la familia abona $50.

De todos modos, los libreros no compran todos los manuales que los clientes ofrecen, sino solo aquellos que habitualmente se solicitan. Y aunque aseguran que tienen mucha demanda de usados, no siempre coinciden los que piden las escuelas con los que les ofrecen para canjes.

Ferias y WhatsApp
Grupos de WhatsApp o Facebook, y ferias de libros organizadas en las mismas escuelas son otras alternativas ya comunes.

En las redes sociales se suben algunas obras en formato PDF, y se ofrecen para su descarga, o se organizan compras-ventas desde el Market Place de la red social.

Así en la página Libros-Escolares, de Facebook, se ofrecen PDF de libros clásicos como “Mi planta de naranja lima” o “Los árboles mueren de pie”, entre otros títulos.

LEÉR MÁS  Lluvia y algo de frío para el comienzo de la semana

Además, en muchas escuelas disponen de un día fijo para que los padres vendan o canjeen los libros de años anteriores a precios bajos, y en la mayoría de los casos ya estipulados por la misma institución.

Fotocopias: tan ilegales como usuales
Si bien la ley 11.723 del Régimen de la Propiedad Intelectual prohíbe todo tipo de reproducción de una obra literaria sin la debida autorización de quien posea sus derechos, año a año, muchas familias optan por mandar a sus hijos a la escuela con el material fotocopiado.

En tiempos de crisis, la práctica aumenta. Es que si se piensa que un manual de Lengua -que se consigue usado a $400 y a $600 nuevo, y que tiene 288 páginas- puede costar $169,92 fotocopiado, o alrededor de $200 con el anillado, se produce un ahorro del 50% difícil de disimular.

Por eso los libreros denunciaron que en las fotocopiadoras más grandes se están vendiendo las copias doble faz a $0,59 y reclamaron mayor control de las autoridades ya que aseguraron que si fueran ellos los que estuvieran vendiendo material plagiado serían sancionados.

La ley contempla una pena de un mes a seis años de prisión, más el secuestro del material.

Al respecto, desde el Ministerio de Economía señalaron que se pondrá a disposición del sector privado un formulario de denuncia online (a través del Instituto de Desarrollo Comercial), en donde podrán volcarse las denuncias para que sean evaluadas en el marco de la Mesa Intersectorial por un Comercio Transparente.

Este espacio, relanzado recientemente por el ministro Martín Kerchner, compuesto por más de 30 referentes vinculados al sector público y privado, busca combatir la actividad ilegal a través de operativos conjuntos bajo la implementación de la Ley nº 3514.

En cuanto a las librerías, desde el IDC remarcaron que se está trabajando en acciones para potenciar el crecimiento y desarrollo de la actividad y podrá denunciarse si las normativas que no son cumplidas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here