Disminuir sensiblemente el consumo del alcohol en locales de diversión nocturna y por tanto evitar accidentes viales, es el objetivo que persigue un proyecto de ley presentado en la Legislatura, que propone prohibir la venta de bebidas energizantes como complemento de otras alcohólicas. El texto fue redactado con la ayuda de familiares de víctimas de hechos viales ocurridos en la provincia durante los últimos años y también integrantes del Poder Judicial del Sur.

Las bebidas energizantes son productos sin alcohol y de venta libre, que producen un efecto estimulante y están compuestas por cafeína, vitaminas y otras sustancias naturales orgánicas que eliminan la sensación de agotamiento. Por contener altas dosis de cafeína no pueden beberse de manera ilimitada y pueden producir dependencia.

LEÉR MÁS  Hinchas argentinos despidieron a los jugadores con escupidas e insultos

Su consumo es altamente frecuente, en especial entre los jóvenes.

Además, “al contener cafeína, el organismo prolonga el estado de alerta y favorece el consumo de mayores cantidades de alcohol sin que se noten los efectos de manera inmediata”, explica Samuel Barcudi, senador del Frente para la Victoria por San Rafael y autor del proyecto.

El consumo aparentemente “despierta” y excita los sentidos, pero es un espejismo, según entienden. Estas bebidas incluyen en su composición glucosa y otros azúcares que proporcionan energía al cuerpo (excepto las versiones dietéticas), no eliminan realmente la fatiga muscular ni el agotamiento en general, razón por los conductores de automóviles se vuelven más vulnerables a perder sus reflejos y protagonizar accidentes viales. “Es normal una sensación de decaimiento una vez que acaba su efecto en el organismo. El riesgo potencial del consumo de este tipo de bebidas se ve incrementado por el uso concomitante con otras sustancias como es el caso del alcohol”, dice el informe sobre consumo de sustancias del Ministerio de Salud.

LEÉR MÁS  El abogado de Petean Pocoví apeló la prisión preventiva

Teniendo en cuenta este fenómeno, Barcudi desarrolló este proyecto en colaboración con familiares de víctimas de accidentes de San Rafael y el juez de Faltas, Oscar De Diego quién trabaja con esta problemática y es un claro luchador contra el consumo de alcohol en boliches u otros locales de diversión nocturna.

Si bien no existen cifras locales sobre la venta de bebidas energizantes en Mendoza, la Quinta Encuesta Nacional a Estudiantes de Enseñanza Media realiza en la provincia durante 2011, arrojó que al menos uno de cada tres adolescentes de 14 años o menos afirma haber ingerido estas bebidas combinada con otras alcohólicas al menos una vez al año, mientras que chicos y chicas mayores de 17 afirman hacerlo de manera frecuente (una vez al mes).

LEÉR MÁS  ¿Una vendetta de Israel?

De acuerdo al texto introducido en la Legislatura provincial esta semana, la prohibición de expendio de bebidas energizantes incluiría a todos aquellos locales donde también se venda alcohol, especialmente en boliches.

Para quien infrinja esta norma, el comerciante será sancionado con la clausura parcial, temporaria o definitiva del local y tendrá que pagar además una multa se determinará según la Ley 8296 de “Control de Eventos y Locales de Esparcimiento”.

Fuente: Vox Populi / Horacio Yacante

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here