”El mes de julio nos sorprendió. Pensábamos que sería un mes estacional como ocurre todos los años, pero siguió el crecimiento que se había dado en junio, cuando manifesté que habíamos tocado fondo”, aseguró a Télam el presidente de la CCA, Alberto Príncipe.

 

El dirigente adelantó que ese crecimiento de las ventas lleva al sector ”a replantear nuestras proyecciones, que hasta junio eran malas, por otras optimistas, que reflejarían hacia fin de año llegar con una baja de 10 o 12 por ciento menos que en 2008”.

 

Estimó que para llegar a esos porcentajes ”se necesitarán comercializar un promedio de 1.250.000 unidades contra casi 1.400.000 del año pasado”.

 

El informe mensual de la CCA conocido indica que las ventas de autos usados se incrementaron en julio 8,84 por ciento respecto de las de junio, pero también señala que fueron 9,59 por ciento inferiores a las de igual mes del año anterior.

 

La entidad agrega en ese documento que ”en el comparativo de julio de 2009, cuando se vendieron 116.477 vehículos, con junio de 2009, con 107.020 unidades comercializadas, las ventas subieron 8,84 por ciento” Asimismo, precisa que en julio ”las ventas cayeron un 9,59% al totalizar 116.477 vehículos, comparado con igual mes de 2008 cuando se transaron 127.650 unidades”.

 

También muestra datos negativos para la comparación de los primeros siete meses del año (731.825 vehículos) con igual período del año 2008 (847.454 vehículos)que arrojan una baja es del 15,8 por ciento.

 

Las ventas por provincia continuaron lideradas por las de la Provincia de Buenos Aires, seguidas por las de Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza, en ese orden.

 

Principe también se refirió a los valores e los autos usados y dijo que ”están un 20 ó 25% más bajos que en agosto o septiembre de 2008”.

 

Remarcó al respecto, que además, en ese período el dólar estaba en casi 3 pesos y ahora en 3,85 pesos. Con este panorama, no creo que haya mejor oportunidad de compra que la que se está dando ahora, porque los precios son realmente seductores”.

 

El dirigente manifestó su convencimiento de que ”de aquí a fin de año los valores de los autos, poco a poco, van a tener un rebote y por lo tanto, los precios serán distintos a los del primer semestre”, advirtió el directivo.

 

En otro orden reclamó la sanción de una ley que regule la relación terminal-concesionaria.”Sabemos que en países cíclicos como el nuestro, el negocio del auto varía de un año a otro”.

 

En ese sentido consideró que por esa razón, ”no es la primera vez que después de hacer grandes inversiones en concesionarias, de acuerdo a los manuales de las distintas terminales, debemos soportar que en la zona otorgada para la venta, en época de crisis nos incorporen un nuevo concesionario”.

 

En opinión del titular de la CCA ”este es uno de los tantos ejemplos que podemos mencionar al respecto, y por eso creo que es necesario promulgar una ley que compatibilice el trabajo entre terminal y concesionario para que se actúe de buena fe”.

 

Al respecto destacó que ”nuestro socio estratégico Brasil (con el cuál tenemos terminales compatibles para ambos países) tiene una ley con estas características que se conoce como la ”Renato Ferrari”, promulgada en 1999”, y nosotros no”.

 

Principe concluyó que el detonante para que Brasil sancionara esa ley fueron ”los abusos que habían de ambos lados. Esa ley contribuyó a ordenar el sector y hoy basta con mirar a ese mercado para saber si fue beneficiosa o no”, enfatizó.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here