Según el texto de la declaración de los embajadores, la UE se fija un ”objetivo unilateral del 20 por ciento (de reducción de gases nocivos, como el C02) y un objetivo condicionado (a que otros países arrimen el hombro en la materia), de un 30 por ciento”.

Está previsto, según fuentes de Bruselas, que los 27 socios comunitarios envíen en los próximos días una notificación oficial en ese sentido a Naciones Unidas.

LEÉR MÁS  Partió el Skandi Patagonia, la gran esperanza para encontrar el ARA San Juan

En declaraciones a la prensa en Bruselas, la ministra española de Medio Ambiente, Elena Espinosa, valoró positivamente esa posición, que ya fue expuesta por la UE al resto del mundo en la cumbre mundial del clima de Copenhague, celebrada el pasado diciembre en la capital danesa sin éxitos notables.

En una comparencia ante el Parlamento Europeo, para explicar los objetivos de la presidencia semestral española en materia medioambiental, Espinosa pidió mirar hacia adelante y no hacia atrás, en referencia al fracaso de la cumbre de Copenhague.

LEÉR MÁS  Hermana de un tripulante: “No los dejen morir”

”La lucha contra el clima es global, pero Europa tiene que seguir arrastrando a los demás. No podemos permitirnos que alguno quiera bajar de este tren. Fuimos pioneros (la UE) y tenemos que seguir siendo pioneros”, dijo.

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here