La titular de Abuelas visitó en Sudáfrica el “Freedom Park”

 

“Creo que existen similitudes entre Sudáfrica y nuestra Argentina, por la represión, la violencia ejercida desde el Estado, responsable de la muerte de jóvenes, como ocurrió el 16 de junio de 1976, día que hoy estamos conmemorando”, dijo Estela en contacto con la prensa.

La mañana del 16 de junio de 1976, miles de estudiantes “encolarizados y audaces”, como los calificó Nelson Mandela, invadieron las calles del township de Soweto en protesta por la imposición del gobierno segregacionista que los negros debían estudiar en las escuelas en “afrikáans”, la lengua del opresor, y contra el sistema de educación bantú, diseñado para que los africanos nativos acepten su “inferioridad” bajo la ideología del apartheid.

La brutal represión a la manifestación pacífica causó la muerte de 156 niños que lanzaban piedras pero recibían balas. La imagen de la primera víctima, Hector Pieterson, de 13 años, desangrándose en manos de un compañero, provocó una ola de indignación y marco el punto de partida de una rebelión que dejó casi 600 muertos en todo el país, marcando el comienzo del fin del apartheid.

“Un día como hoy viene bien recordar que tenemos que luchar todos, el mundo entero, por la paz y el Nunca Más, porque no puede volver a pasar algo semejante”, dijo Estela Carlotto.

Carlotto destacó que “lo que ocurrió en Sudáfrica emociona mucho, pero también da fuerzas para seguir luchando, como hemos hecho las Abuelas de Plaza de Mayo en Argentina”.

El “apartheid” –sistema que rigió en Sudáfrica durante casi 50 años- ocurrió porque “existió un invasor que vino de afuera para sacarles las riquezas naturales, diamantes, oro, y someter al propio habitante, para hacerlos esclavos y quitarles la identidad”, afirmó.

“Es la esclavitud del hombre más poderoso en armas ante un pueblo indefenso. Es un ejemplo permanente de lo que no puede ser”, añadió.

La líder del organismo de Derechos Humanos recorrió el Freedom Park (Parque de la Libertad) de Pretoria junto al Embajador de Argentina en Sudáfrica, Carlos Sersale di Cerisano, y autoridades del memorial, encargado de preservar la historia pre-colonial, colonial, el apartheid, y post-apartheid, y el legado de los que lucharon por la libertad.

“Este es un fantástico monumento a la libertad. En Argentina tenemos el parque de la Memoria, pero aquí el memorial abarca una extensa parte de la historia de ese país, recordando las atrocidades que los invasores han hecho con la gente del pueblos sudafricano”, describió Carlotto, conmovida, tras la visita.

“Tuve una emoción muy fuerte cuando en la Galería de los Héroes me encontré con una foto del Ché Guevara”, contó también Estella.

“Él lucho por el bien del mundo, estuvo en Angola y dio la vida por la liberad de América Latina. Que esté aquí demuestra que el mundo es uno solo”, subrayó.

Estela Carlotto se encuentra en Sudáfrica promocionando la candidatura de las Abuelas al premio Nobel de la Paz coincidiendo con la celebración del Mundial de fútbol, el evento deportivo más gran del planeta.

En ese marco, la titular de Abuelas visitó al entrenador del seleccionado argentino, Diego Maradona, quien brindó su apoyo a la candidatura y se reunió con organismos de derechos humanos.

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here