El operativo dispuesto por la Justicia se desarrolló en oficinas de la repartición de calle Belgrano, en el marco de la mega causa por irregularidades detectadas en el mercado de medicamentos durante el año 2013.
Los operativos que la justicia Federal llevó adelante en la provincia forman parte de una investigación iniciada en Buenos Aires y que desencadenó una serie de allanamientos simultáneos en distintos puntos del país. ”Se están produciendo en estos momentos en Córdoba, San Luis, Buenos Aires y también en farmacias implicadas”, explicó el titular del PAMI, Carlos Valcarcel.
Si bien desde el PAMI Mendoza advirtieron que no son querellantes en la causa y no tienen mucha información al respecto, confirmaron que está vinculada al comercio ilegal de medicamentos durante la última gestión.
En la provincia habría al menos dos personas implicadas y que podrían quedar a disposición de la Justicia.
El PAMI está en la mira de la Justicia desde hace tiempo, a partir de denuncias contra su extitular a nivel nacional, Luciano Di Césare.
Una de las investigaciones busca determinar si se falsificaron recetas de ancianos fallecidos en farmacias para robarse el dinero y vender los medicamentos en el mercado negro.
Según los denunciantes, el organismo habría pagado 500 millones de pesos por año en la compra de medicamentos para afiliados muertos. Los remedios eran revendidos en el mercado negro a clínicas y farmacias. 
En estas bolsas hay troqueles por 200 mil pesos que cada mes una farmacia le cobraba al PAMI como coseguro por supuestas entregas de medicamentos a jubilados muertos. Esto se replicaba en cientos de farmacias en todo el país. Las irregularidades fueron detectadas y denunciadas por la actual gestión.
Di Césare enfrenta además un procesamiento por presunta defraudación, al comprar Letras del Tesoro para financiar al Gobierno indirectamente con fondos del PAMI.
Además, en otra causa está procesado por ”administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública”.
El juez federal Ariel Lijo dispuso la medida en junio pasado luego de que en diciembre de 2015 el actual titular del organismo, Carlos Regazzoni, detectara que Di Cesare se había ”autopagado” 1,3 millón de pesos por supuestas vacaciones no gozadas entre 2004 2012 antes del cambio de gobierno.
La investigación determinó que Di Cesare solicitó la liquidación de esas vacaciones el 9 de diciembre y que al día siguiente el dinero fue transferido de una cuenta oficial del organismo a una cuenta bancaria personal del ahora ex funcionario. Ese día Mauricio Macri asumió la Presidencia de la Nación en reemplazo de Cristina Fernández de Kirchner.
LEÉR MÁS  Daños ambientales y prostitución infantil esperan al papa en Perú

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here