”La donación, voluntaria y gratuita de sangre es el acto de dar vida, el mayor regalo que alguien puede dar o recibir”, dijo en un comunicado la directora general de la organización, Margaret Chan.

Cada año se registran unas 108 millones de donaciones de sangre en todo el mundo, de las cuales el 50% proviene de los países desarrollados, pese a que representan a un 20% de la población mundial.

Concretamente, la media de donación en los países de mayores ingresos es nueve veces superior a los países más pobres.

En este sentido, la OMS destacó que en muchos países la demanda todavía supera a las reservas disponibles, lo que supone un reto a las entidades que se encargan de distribuirla y de asegurar que no se pierda la calidad y la salubridad de la sangre.

LEÉR MÁS  La Dirección General de Escuela condenada por un caso de bullyng

Pero según la organización, la única manera de asegurar reservas suficientes es mediante ”donaciones voluntarias y habituales”.

”Las donaciones voluntarias, gratuitas y habituales son la base para las reservas seguras de sangre, porque están asociadas a bajos niveles de infecciones, incluyendo VIH y hepatitis, que se podrían transmitir con transfusiones”, especificó la OMS en un comunicado.

En todo el mundo, aún hay 25 países que no consiguen utilizar toda la sangre donada debido a que no se detectan las infecciones porque el material que se utiliza a lo largo de la donación para asegurar la validez de la sangre es antiguo o inadecuado.

LEÉR MÁS  Pronostican una ola de calor que afectará a los mendocinos

La OMS animó a todos los países a que establezcan servicios basados en la voluntariedad y gratuidad total de la donación de la sangre.

Señaló también que a día de hoy, sólo 62 países están cerca de obtener el 100% de sus reservas de este tipo de donaciones voluntarias.

De ellos, 34 países siguen dependientes de los familiares de los pacientes para conseguir sangre, e incluso en algunas naciones se paga hasta el 75% de las donaciones recibidas.

LEÉR MÁS  Quisieron hacer un asado y prendieron fuego la casa

La sangre donada se puede utilizar en su totalidad, o separarse y hacer uso de sus componentes, como las células rojas, plaquetas, plasma y otras más.

”Una única unidad de sangre puede ser utilizada en beneficio de varios pacientes”, explicó la OMS.

Las transfusiones de sangre y sus derivados salvan millones de vidas cada año, especialmente durante emergencias como conflictos o catástrofes naturales.

Asimismo, las transfusiones permiten que las personas afectadas con enfermedades incurables, puedan tener una mayor y mejor calidad de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here