Por un fallo del magistrado Carlos Della Mora, la fumigación aérea para erradicar la polilla de la vid dispuesta por el Iscamen y el Senasa continuará como estaba previsto. La red “Oikos” había pedido que se suspendieran porque “son perjudiciales para la salud”.

En el mes de octubre trascendió un recurso de amparo presentado por la red ambientalista “Oikos” en contra de las pulverizaciones aéreas ya que para estas se utiliza Coragen, considerada como “un veneno peligroso para la salud”.

Hasta ayer funcionarios del gobierno, presentes en la entrega de ayuda económica a productores en la Sociedad Rural del Valle de Uco, esperaban el dictamen de la justicia tras el amparo presentado por la organización ambientalista.

En Tunuyán y Tupungato las pulverizaciones aéreas para hacer frente a la Lobesia Botrana se habían desarrollado de manera normal. En tanto, en San Carlos se prohibió esta técnica por considerarla perjudicial para la salud y allí comenzaron los enfrentamientos entre algunos sectores ambientalistas contra productores locales y el Gobierno provincial, que derivaron en el recurso de amparo presentado por “Oikos”.

“El martes pasado concurrimos a la audiencia conciliatoria por el recurso de amparo que presentó Oikos en relación a las aplicaciones aéreas dentro del programa de la lucha contra la Lobesia Botrana. El juez requirió información técnica y observó lo planteos de las partes. Nos presentamos y expusimos el expediente, con información que aportó elementos de la inocuidad de los productos no solamente para humanos sino también en animales. Contestamos consultas, se labró un acta y hemos quedado a la espera de la resolución del juez”, explicó el Subsecretario de Agricultura y Ganadería Alejandro Zlotolow a medios locales.

Al ser consultado sobre lo que podía suceder en San Carlos, el funcionario dijo: “Es una decisión que se está evaluando en función de lo que diga el juez, con un análisis integral y considerando todas las opciones”.

“Tenemos evaluaciones de cómo se ha avanzado en otras zonas con esta lucha y disminuido en muchos lugares la plaga. Hemos quedado acá en San Carlos con una presión muy alta de la plaga, mientras que, en el Este provincial, que era la zona más afectada, actualmente con la totalidad de la zona cubierta (alrededor de 80 mil hectáreas trabajadas con la aplicación área) hemos visto la disminución de la presión de la plaga que, en conjunto con la aplicación de feromonas, pronosticamos una muy buena performance” agregó Zlotolow.

El Gobierno provincial aseguró que, según el informe entregado por el Ministerio de Salud, “no se ha constatado ninguna denuncia o malestar de algún habitante producto de estas aplicaciones aéreas”. Funcionarios aseguran que se han pedido todos los días reportes y no se ha detectado ningún caso de mareos o patologías relacionadas a la pulverización.

En tanto, el Consejo Apícola dio a conocer a principios de la semana que no se ha registrado ningún cambio en la conducta de las abejas.

Por su parte, el funcionario nacional Hugo Rossi, subsecretario de Coordinación de Políticas dependiente del Ministerio de Agroindustria de la Nación pidió “trabajar sobre el rigor científico. Hay distintos organismos del Estado que regulan todo esto, fundamentalmente la aprobación de los productos que están en el mercado, al igual que la utilización, por ello hago un llamado a la serenidad y a la responsabilidad”.

Finalmente, la resolución fue presentada durante el día de hoy. El magistrado Carlos Della Mora rechazó el amparo presentado por “Oikos”, al considerar que no está en riesgo la salud humana ni animal con las pulverizaciones que realiza Iscamen contra la Lobesia Botrana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here