El hospital y una empresa de emergencias médicas deben indemnizar a una pareja en más de 800 mil pesos por no realizar una cesárea.

Un fallo que aún no está firme, con la rúbrica de la jueza civil Rosana Moretti, condenó al hospital Lagomaggiore y a la empresa de servicios médicos Asistir SA, a pagar -por partes iguales- 790 mil pesos a una joven cuyo hijo murió a poco de nacer, como consecuencia de que no le realizaron una cesárea a tiempo, lo que provocó la intoxicación del recién nacido con el líquido que rodea al feto durante gran parte del embarazo, conocido como meconio.

Según se desprende de la sentencia, una mujer (M.E.), con un embarazo normal y con fecha de parto para el 17 de febrero de 2015, una semana antes se presentó en una clínica dispuesta por Asistir SA, donde fue atendida por una obstetra, quien le efectuó un control, pero al comprobar que no tenía dilatación, dispuso que vuelva a su domicilio. Eran poco más de las 13.

LEÉR MÁS  La Argentina que se viene: entre la mediocridad y la incertidumbre

Pero 45 minutos después la mujer comienza con una serie de contracciones por lo que es nuevamente asistida por una profesional, advirtiendo en ese momento que había roto bolsa con líquido meconial, por lo cual dispone la sala para realizar una cesárea.

Pero ante la ausencia de un neonatólogo, se la traslada en forma urgente al hospital Lagomaggiore, donde ingresa ya en horas de la tarde. Sin embargo, al estar afiliada a Asistir, rechazan la derivación.

Pese a ello y ante el cuadro de gravedad y conociendo la existencia de líquido meconial, le realizan el procedimiento de parto natural.

El bebé nació habiendo ingerido líquido meconial, por lo cual se intoxicó y tres días después murió, como consecuencia de una “hipertensión pulmonar. Síndrome de aspiración de líquido meconial”, según reza el parte médico y que fue incorporado en la causa.

LEÉR MÁS  Senasa reduce de 14 a 7 sus centros regionales con el fin de desburocratizar

Por partida doble

En la demanda presentada por el abogado Manuel Linares, se plantea que la clínica y la empresa de medicina prepaga Asistir SA “son responsables porque debieron contar con la sala de operaciones y/o lo necesario para llevar a cabo allí mismo la cesárea; y el hospital Lagomaggiore es responsable porque al recibir a la paciente en las condiciones en que estaba, debieron practicarle en forma inmediata una cesárea”.

Argumentos que son compartidos por la jueza y en su fallo hace responsable a la prepaga Asistir por que “debía prestarle el servicio de atención en el parto” y al nosocomio del barrio Cano por que “hubo un error del médico del hospital al no advertir las características del líquido que expulsaba”, remarcando que “ese error de diagnóstico provocó un error de tratamiento..”, siguiendo la explicación de los peritos.

Los montos

Al final, la jueza Moretti condenó al hospital Lagomaggiore como a la empresa de servicios médicos Asistir a indemnizar en 790.000 pesos, más intereses a la demandante y su pareja, aportando la mitad del monto cada uno.

LEÉR MÁS  Crece la exportación de peras y manzanas a India

En detalle

Ese importe se desglosa en  $ 140.000 por la pérdida de la chance de recibir asistencia de parte del hijo fallecido en caso de enfermedad o en la vejez; $ 50.000 por gastos terapéuticos debido a que tanto la mujer como su pareja debieron recibir tratamiento psicológico para superar la angustia que les provocó la muerte del niño y $ 600.000 por el daño moral provocado por la muerte del pequeño.

Además, tanto el hospital como la empresa de servicios médicos deberán cubrir los honorarios de abogados y peritos intervinientes en el caso.

El fallo que puede ser apelado por las partes, siendo el abogado Linares uno de los que, en fecha próxima lo hará, ante la disconformidad sobre los valores por los cuales se condenó a las demandadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here