La joven atropelló y mató a un motocilista y se fue del lugar, argumentando que no sabía qué había sucedido. Sospecharon que recibió ayuda judicial pero la investigación quedó en la nada.

Hace pocos días en Ecuador condenaron al tercer culpable por el doble crimen de Majo Coni y Marina Menegazzo. Las familias sienten que aún no están todos los culpables condenados, que hay más partícipes. Al tiempo que vivieron este proceso judicial en otro país, pronto afrontarán otro acá en Mendoza. Se trata del juicio contra María Emilia Coni, hermana de María José, quién atropelló a Gonzalo Carrasco que iba en moto, lo mató, al parecer no prestó ayuda al escapar del lugar y luego corroboraron que tenía alcohol en su sangre. Está acusada de homicidio culposo agravado por imprudencia.

La causa contra María Emilia Coni está cerca de ser elevada a juicio debido a que está finalizada la etapa de instrucción, que cayó en manos de la fiscal de Homicidios, Claudia Ríos.

Muchos asemejan este caso con el de Alan Villouta, el joven que fue atropellado en el Acceso Sur por el empresario Alejandro Verdenelli, quien se fue del lugar sin prestar ayuda, argumentando que no sabía que había arrollado a una persona. Se entregó casi dos días después y luego de pagar una fianza de un millón y medio de pesos, quedó en libertad.

En ambas situaciones aparece la sensación de una excesiva permisividad judicial hacia los autores. Pero en el caso de María Emilia Coni se produjo otro hecho: la supuesta ayuda de un ayudante de fiscal hacia la joven.

LEÉR MÁS  Calificaron de “histórico” al pacto fiscal

Horacio Savard es el funcionario judicial que estaba en la Oficina Fiscal N° 3, de Godoy Cruz, cuando María Emilia mató a Carrasco. Fue investigado por una posible ayuda a la joven con el fin de hacerla “zafar” o prepararle el discurso para mitigarle las consecuencias. La Procuración abrió contra Savard una pesquisa interna cuya sanción fue apenas un apercibimiento. Sería algo así como una tarjeta amarilla que queda fácilmente en el olvido.

De todos modos es necesario recordar y revelar qué sucedió esa noche del accidente en la sede judicial de Godoy Cruz .

En círculos judiciales se dice que la Procuración no quiso investigar a fondo el accionar del ayudante Horacio Savard. Las fuentes consultadas por el POST dieron cuenta que al momento del arribo de María Emilia Coni a la oficina fiscal de Godoy Cruz, había cuatro auxiliares. Al llegar ella dijo que apenas había escuchado un golpe en su auto, pero esto había sucedido en Carrodilla. Citaron a declarar a tres auxiliares para que cuenten todo lo que habían visto y escuchado pero nunca llamaron a declarar a quien había realizado todas las comunicaciones para establecer dónde fue el choque. El policía que estaba de guardia en la seccional tampoco fue citado a declarar.

Siempre siguiendo el relato de fuentes que estaban en la oficina fiscal, repentinamente advierten que Savard no estaba en su despacho, no lo encontraban. Estuvo como media hora fuera del edificio, regresó y a los pocos minutos ingresa María Emilia. “Entró diciendo que la habían chocado y que creía que habían fugado. Nos contó –informalmente- que había sentido un golpe en su auto (un Renault Clio), que regresó para ver qué había sucedido y no había nada, en Cervantes y Paso, pero el accidente ocurrió en Krause y San Martín, a unas pocas cuadras”, relató uno de los testigos de ese día.

LEÉR MÁS  Cristina "puede ir presa" si es condenada en la causa "Los Sauces"

María Emilia había dejado el auto en Perito Moreno y Lavalle. Cuando fueron a verlo, tenía el guardabarro destrozado y había sangre, pero ella había dicho no saber qué era lo que había pasado, que solo escuchó un golpe. Claramente, cuando descendió del vehículo debe haber visto lo mismo que los policías y posteriormente los peritos.

Según ella, había llegado hasta allí porque iba camino a su casa y se desvió para comprar una botella de agua. La joven vive del otro lado de Godoy Cruz y antes de la plaza departamental. Las sospechas aquí radican en que se dirigió a la sede judicial porque conocía a Savard y éste reconoció tener amistad con su familia.

Antes de que supuestamente se enterase sobre la participación de Coni en un accidente vial, el ayudante de fiscal la llevó en su vehículo particular a su casa. Un par de horas después, entre las comunicaciones cruzadas entre un auxiliar de la sede judicial y policías de Luján establecerían que el auto de Coni estacionado a una cuadra de la seccional era el mismo que había atropellado a un motociclista.

LEÉR MÁS  Pronóstico para el finde: luego del calor, baja la temperatura

“María Emilia regresó una hora después a la oficina fiscal bañada a preguntar qué había pasado. Estaba tomando agua. A media noche le hicieron el análisis de alcoholemia y le dio 0,7 gramos de alcohol por litro de sangre”, detalló la fuente. De inmediato aclaró que habían pasado tres horas del accidente y la ingesta de agua podría no haber sido casual. Aquí sospechan de un posible consejo de Savard, ante toda una situación irregular que se vivió esa noche.

Savard debía dar aviso de inmediato sobre un accidente de tránsito y al parecer no lo hizo. Estuvo más dedicado a llevar a acompañar a una joven que sintió un ruido en su auto que a activar una investigación.

Además de las similitudes notables entre los casos de Coni y Verdenelli, aunque suenen antipáticas porque la joven pertenece a una familia que está sumergida en el dolor, ella parece haber contado con cierta ayuda de un funcionario judicial, y luego éste habría gozado de una pobre intención de investigar su accionar.

Así las cosas, María Emilia será enjuiciada por haber atropellado y matado a alguien pero que ella apenas sintió un ruido y no supo lo que pasaba. El accidente sucedió a pocas cuadras de la comisaría de Carrodilla pero se fue hasta Godoy Cruz casualmente donde ejerce como ayudante fiscal un amigo de su padre.

Por otro lado, Horacio Savard que actuó de modo tan sospechoso en este caso, recibió nada más que un chas chas en la colita y al archivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here