La Federación Empresaria Mendoza y su Cámara de Jóvenes presentó hoy la nueva edición del Premio al Joven Empresario Mendocino.
La cita fue en la sede de la asociación en la calle Pedro Molina. Después de una capacitación en Marketing Digital, todos los interesados podían interiorizarse en los requisitos y los pasos a seguir para participar del concurso.
La FEM entrega esta distinción hace unos 8 años, buscando valorar el trabajo de los jóvenes empresarios y otorgando una mención a aquellos proyectos que destaquen en innovación y calidad. Para poder participar sólo es necesario tener una pequeña empresa en funcionamiento.
Maximiliano Gabrielli contó detalles de los requisitos: “los proyectos tienen que estar constituidos, estar inscriptos legalmente, ser monotributistas por ejemplo y tienen que haber vendido algo, ya tener el proyecto en funcionamiento”. Esta distinción es para aquellos emprendedores que estén comenzando su negocio y que pueden encontrar en la FEM una fuente de capacitaciones y contactos.
Además de fomentar la divulgación de estos emprendimientos en la prensa, la FEM ofrece capacitaciones continuas y la oportunidad de establecer rondas de negocios entre todos los participantes. Esto beneficia los contactos, el intercambio y la posibilidad de nuevos proyectos en conjunto.
Maximiliano informó que la participación es posible para todos aquellos interesados: “es libre, abierta y gratuita la participación en las capacitaciones y la posibilidad del intercambio, lo importante es formar parte del rubro ” agregó.
Para poder postularse es necesario llenar un formulario que estará disponible en la página, enviar una imagen del logo corporativo de la empresa y describir la labor de la misma para su posterior divulgación. Es un premio que se entrega para emprendedores de menos de 40 años. Los rubros son numerosos y abarcadores: Promoción al Oficio, Innovación y Diseño, Impacto Social, Reconocimiento Social, Desarrollo Productivo Regional, Relevo Generacional, Proyección Internacional y Desarrollo Tecnológico.
Los clasificados en la provincia van a participar luego en una competición a nivel nacional.
El representante de la FEM comentó que es un concurso que genera movimiento y que “generalmente hay entre 40 o 60 emprendedores que se presentan. El jurado está conformado por personas de diferentes escenarios: el Ministro de Hacienda, el presidente de un banco, el presidente de la FEM, decanos de universidades, economistas, periodistas” dijo describiendo las características del premio.
Si bien estas empresas están comenzando, Maximiliano dijo que no se busca un rédito económico, sino destacar el trabajo de los jóvenes “no se entrega un premio económico, es un reconocimiento de los empresarios del sector y de los que ya vienen trabajando en el rubro a los que están emprendiendo. Tiene mucho movimiento de prensa y esto los ayuda mucho también.”
Este año se ha sumado la Mención de Honor a la Promoción al Oficio, ya que en los últimos años tenían postulantes a los que les costaba ubicarse, personas que reivindicaban a veces antiguos oficios: herrería, carpintería e incluso lo textil.
Las capacitaciones a las que se puede acceder son variadas y prácticas: mail marketing, impuestos, precios transparentes, préstamos bancarios, aspectos fundamentales al momento de emprender un proyecto propio.
La FEM busca facilitar los procesos para los jóvenes y parte de esto es desarrollar una Ley y un manual específico: “trabajamos mucho en el desarrollo de la Ley del Joven Empresario, que deberá favorecer a estos jóvenes tanto en el aspecto impositivo, desde lo social y la generación del trámite, a todos aquellos que estén empezando su empresa. Además trabajamos en desarrollar un Manual del Emprendedor, un librito para que todos aquellos chicos que quieran empezar su proyecto tengan una guía donde sepan paso a paso cómo llevarlo a cabo”. Este Manual se desarrolló en contacto con las Asociaciones de Córdoba y Buenos Aires.
Es importante destacar que a través de las postulaciones también ha sido posible conocer la filosofía que domina estos nuevos emprendimientos ,en general después de analizar los proyectos y de que los postulantes respondan los formularios, encuentran un aspecto común “siempre nos da que los empresarios más jóvenes cuidan más el medioambiente, son más responsables con el entorno, tienen en cuenta la responsabilidad social, integran más a la comunidad en donde se desarrollan, es un punto importante para destacar”.
LEÉR MÁS  Los obispos ‘villeros’ del Papa Francisco

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here