La llamada ”crisis de los 40” o ”crisis de la mediana edad”, que lógicamente afecta a las personas que llegan a esa edad y que se produce cuando los individuos sienten que han llegado a la mitad de su vida o más y que el tramo que les queda por recorrer es más corto por lo que no pueden posponerse proyectos y anhelos, parece haberse retrasado casi una década, casi hasta los 50 años.

 

Entre los motivos que han llevado a este atraso se encuentran la mayor expectativa de vida y la maternidad tardía. De hecho, en nuestro país, el promedio de vida es de 77 años, mientras que la decisión de tener hijos más adelante creció.

LEÉR MÁS  Los obispos ‘villeros’ del Papa Francisco

 

Tal es así que en los últimos 10 años aumentó un 45% la cantidad de mujeres porteñas que decidieron ser madres primerizas por primera vez entre los 35 y los 45 años, mientras que, con respecto a 2003, se incrementó un 25% el número de mujeres de 40 años en la provincia de Buenos Aires que fueron madres por vez primera.

 

Ante esto, Lila Isacovich, psicoanalista de la Fundación Buenos Aires, explica que ”antes se pretendían algunos logros para determinadas edades y ahora, esos mismos objetivos, se han desplazado, sobre todo la llegada de los hijos. Se acepta socialmente a una madre primeriza a los 40 que hasta ese momento pudo estar más concentrada en su profesión o en establecer su pareja. Hay un permiso para probar, cambiar, degustar, separarse, intentar experiencias que antes no se concebían. Y todo eso lleva más tiempo”.

LEÉR MÁS  La carta viral del padre de uno de los tripulantes del submarino desaparecido

 

Sin embargo, estos no son los únicos cambios importantes, sino que también se ha dado uno respecto a cómo sobrellevar la situación: antes se veía a la llega de los 40 como una crisis profunda y negativa, mientras que ahora se la ve como un momento de transición, de cambios y de oportunidad, que abarcan desde lo laboral hasta lo religioso, pasando en el medio hasta por la pareja. Tal es así que los datos del Registro Civil indican que 44 años es la edad promedio de los habitantes de la Provincia que se divorcian y se casan de nuevo con otra persona.

LEÉR MÁS  Sanjuanina prostituía y abusaba sexualmente de sus 3 hijos

 

En síntesis, según palabras de Guillermo Julio Montero, presidente de la Fundación Travesía, ahora la persona que llega a la ”crisis” ”aumenta su potencial creativo, su vínculo consigo mismo y con los demás y logra reelaborar su propia historia” Fuente: Clarin

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here