La Campagnola deja Mendoza por la crisis del sector frutihortícola

La empresa, parte del grupo Arcor desde 2006, cierra las dos plantas que tiene en San Martín y concentra su actividad en Villa Mercedes.

La noticia se dio a conocer el sábado con un llamado telefónico, el retroceso de los últimos años de la industria frutihortícola fue macerando la determinación. La empresa le comunicó al Sindicato de la Alimentación que el lunes las dos plantas industriales de La Campagnola, ubicadas en el departamento de San Martín, cerrarían sus puertas y 130 familias quedarían sin trabajo.

La firma les ofrece a su operarios el pago del 100% de la indemnización, según lo narrado por el sindicato, o la posibilidad -para aquellos que así lo requieran-, de seguir vinculados a la firma en la planta de Arcor emplazada en Villa Mercedes, San Luis. El lugar designado por Arcor para mudar sus operaciones industriales.

Hoy, en el transcurso de la mañana, tras una decisión que parece no tener marcha atrás, autoridades de la firma cordobesa sostendrán reuniones con miembros del Gobierno provincial y luego, en el Este, con funcionarios de la Municipalidad de San Martín.

La Campagnola, marca que arribó a Mendoza en 1950 de la mano de la empresa Benvenuto SACI, en 2006 representaba el 23% de la industria local de conservas y enlatados. De acuerdo a lo expuesto por Arcor en su parte de prensa, la marca elabora anualmente 185 mil toneladas de producto, participando en más de 12 líneas (entre ellas, mermeladas, salsas, tomates, conservas vegetales y frutas).

El interlocutor

“Desde la empresa nos comunicaron la noticia telefónicamente, de que se había tomado la decisión de cerrar este lunes (por hoy) las dos plantas, la de calle Arjonilla y la de Ruta 7”, explicó Antonio Moyano, secretario del Sindicato de Alimentación.

El dirigente, empleado de la firma agroindustrial, agregó: “los motivos que adujo la empresa para llegar a la toma de esta determinación son los tres años de balances negativos, el aumentos de los costos de producción y también la caída del consumo. Pero la realidad del sector es pública y el deterioro de la actividad, a causa de la importación, la hemos denunciado ante el Gobierno desde hace tiempo”.

“Lamentablemente, el sector frutihortícola vive una situación complicada. Las empresas reducen sus plantas de personal intentando resistir, pero hoy cierra sus puertas La Campagnola y deja sin trabajo a muchos mendocinos, mañana no sabemos cuál le seguirá”, argumentó Moyano.

“Entré a trabajar en La Campagnola en el año 1983 y soy un empleado efectivo, pensaba jubiliarme empresa y  nunca me imaginé que tendría este desenlace. La noticia me entristece, soy un desempleado más”, enfatizó el dirigente que desea que la planta siga en actividad en la provincia.

Encuentros programados  

Hoy por la mañana representantes de La Campagnola, sostendrán reuniones con funcionarios de Gobierno. El Subsecretario de Trabajo y Empleo, Carlos Segura aclaró: “La realidad es que aún no hemos recibido ninguna notificación formal por parte de la empresa, por lo que el cierre de La Campagnola publicado en algunos medios o en las redes sociales es un trascendido. Hoy mantendremos una reunión con autoridades de Arcor y conoceremos cuál es la posición de la empresa”.

LEÉR MÁS  Fernández Sagasti encolumnó a los caciques del PJ en su campaña

Frente a la determinación también juega la responsabilidad social empresaria porque la firma no está obligada a comunicar con antelación su decisión. “De ser efectivo el anuncio a nosotros como policía del trabajo nos quedará muy poco margen para poder actuar, solo podremos controlar que se cumplan con todas las indemnizaciones correspondientes”, detalló el subsecretario de Trabajo.

Durante el fin de semana existieron varias comunicaciones telefónicas para poder coordinar el horario de los encuentros entre los representantes del sector empresario y los del gobierno provincial y municipal. Mientras que desde el sindicato de Alimentación estarán atentos al resultado del este coloquio.

Un invierno muy duro

El intendente de San Martín, Jorge Gimenez habló sobre la actualidad de la industria conserveras de una profunda tristeza que 130 familias pierdan su trabajo, en una empresa que “marcó la vida de los vecinos de San Martín”.

“Este hecho impacta en forma negativa en nuestra economía departamental, porque no hay una industria que pueda incorporar esta mano de obra. El sector frutihortícola está en riesgo, como también otras empresas de diferentes sectores. Hemos terminado la cosecha y se nos avecina un invierno duro”, señaló el cacique comunal.

“Hemos sostenido conversaciones telefónicas con los directivos de la empresa para conocer cual es la realidad de la fábrica y las políticas macroeconómicas nos golpean a todos. Mañana tendremos una reunión, desde el municipio intentaremos colaborar en favor los trabajadores”, concluyó Giménez.
Antecedentes cercanos

En agosto de 2018, los empleados de La Campagnola reclamaron por un presunto vaciamiento de la planta ubicada en San Martín. El sindicato de Alimentación denunció que hubo 100 despidos entre operarios efectivos y temporarios.

El grupo de manifestantes cortó media calzada frente a la delegación de la subsecretaría de Trabajo en el municipio de San Martín y pidió respuestas sobre el presunto cierre de la fábrica. La empresa negó aquel rumor.

Altos costos, consumo en baja y suba de importaciones

En un comunicado de Grupo Arcor, dueño de la marca La Campagnola, bajo el título “La Planta de San Martín en Mendoza muda sus operaciones a Villa Mercedes, Provincia de San Luis”, se explican los motivos que impulsaron la determinación del cierre de la planta. “Como es de público conocimiento, la industria frutihortícola no está atravesando un buen momento desde hace varios años, producto de los altos costos, el incremento de las importaciones y la caída generalizada de consumo”, señala el comunicado.

“En este contexto, La Campagnola ha tenido que redefinir las operaciones del negocio a nivel industrial, a fin de mantenerlo operativo. Esto ha implicado en los últimos años, la incorporación de nuevas líneas en algunas de sus plantas y el traslado de equipos (…) con el objetivo de recomponer la competitividad y contribuir con la sustentabilidad del negocio”, aclaran.

LEÉR MÁS  El Banco Central suma facilidades para los que toman créditos UVA

Puntualizando en el destino de las plantas de Arjonilla y de Ruta 7:  “En el caso puntual de la base productiva de San Martín (…), el reordenamiento industrial mencionado implicará la mudanza de su capacidad productiva con el consecuente traslado de sus operaciones al complejo industrial ubicado en Villa Mercedes, San Luis”.

Concluyendo con la propuesta realizada a los operarios y a los productores agrícolas que aportan la materia prima. “la compañía ha decidido ofrecer diversas alternativas a los actuales colaboradores de la base San Martín, entre las que se encuentra el traslado a otras plantas del grupo. Por otra parte, también se darán opciones de continuidad a los productores locales proveedores de materia prima”.

El personal trabajó hasta el sábado por la mañana

El fin de semana sirvió para hacer catarsis. Algunos empleados se reunieron para hablar de lo que les había ocurrido, de como les llegó la noticia del cierre de La Campagnola. El sábado los operarios trabajaron medio día, por la mañana, a primeras horas de la tarde fueron recibiendo telefónicamente la novedad del cierre de la fábrica.

La desazón, la impotencia, la tristeza, fueron parte de las historias que compartieron trabajadores con muchos años de antigüedad, con otros más jóvenes, los que tienen que movilizar una estructura familiar o los que pueden tomar la opción de un traslado a San Luis. Por la mañana un grupo trabajó en la mecanización de una línea para poder envasar jardineras (verduras); actividad que comenzarían en la semana.

Los portones de La Campagnola estarán cerrados. El trabajo terminó. Los números negativos son la razón. Para muchos operarios es el punto final a una cadena de grandes esfuerzos para intentar sostener la productividad de la firma.

De la pesca a la agroindustria 

La Campagnola fue fundada en 1912 por los hermanos italianos Silvio y Luis Benvenuto y se dedicaba a la pesca. En 1933, ellos abrieron su primera planta para enlatar pescado. En noviembre de 1950 compraron las dos fábricas de  Conservas de Frutas y Vegetales de la firma Catello Dattilo, ubicadas en San Martín y en Carmensa (General Alvear); ingresando de esta forma al mercado de industrialización de conservas de vegetales, frutas y mermeladas.

En 2006 Arcor compró la empresa conservera que representaba el 23% del mercado de las conservas en nuestra provincia. La Campagnola cuenta con plantas en Mar del Plata, Mendoza y Río Negro (Choele Choel), y con 300 hectáreas de fincas ubicadas en nuestra provincia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here