La realidad genera desde hace tiempo un fuerte debate en el país europeo, donde hay una mayoría de población católica, que no acepta bajo ningún motivo la práctica de la eutanasia. El padre de la mujer afectada luchó durante años para interrumpir la conección artificial de su hija que entró en coma en 1992, según consigna TELAM y a lo que el Vaticano siempre se oponía.

LEÉR MÁS  Miles de puntanos atracaron un tren volcado con vinos mendocinos

El Tribunal tuvo que comprobar si se cumplían las dos condiciones para desconectar a la mujer: el acuerdo de ella y la situación irreversible.
Mientras su padre afirmó que “vivimos en un estado de derecho” alegrándose por la decisión de la Corte, La Legisladora Isabella Bertolini, del sector conservador opinó que con esto “El tribunal subraya de ésta manera su condena a muerte”.

LEÉR MÁS  El chofer de la tragedia de Meltur había consumido cocaína y marihuana

La cuestión en debate aquí es, si verdaderamente es posible en algunos casos terminales o irreversibles la posibilidad de la eutanasia como forma de cortar el sufrimiento del paciente y sus familiares allegados, o sí la vida ésta en manos de Dios y se debe esperar la decisión del Supremo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here