Julieta Silva llegó puntual a las 11 de la mañana al área de consultorios externos del hospital Schestakow donde se sometió a una pericia oftalmológica.

El estudio terminó hace instantes y la mujer se retiró esposada hacia la cárcel donde se encuentra alojada. Tanto en su arribo como en su partida del hospital, Silva se mostró totalmente quebrada.

LEÉR MÁS  Apuestan al mejor clima para intensificar los rastrillajes del submarino

El objetivo del examen será determinar la agudeza visual de Silva y qué grado de astigmatismo sufre. En enero de este año, un certificado firmado por el oftalmólogo Martín Oliva, confirmó esa patología.

Es una de las pericias que necesita la fiscal Andrea Rossi antes de convocar a la audiencia de prisión preventiva, a realizarse la semana próxima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here