En un acto ,que se desarrolló en el Salón de los Diputados y al que asistieron familiares y amigos de Rodrigo , se le hizo entrega al joven deportista de un diploma y de la Resolución por la cual la cámara baja declaró de interés el reconocimiento a su esfuerzo y perseverancia que le permitió escalar el coloso de América.

La legisladora subrayó que “la actitud de Rodrigo frente a la adversidad tiene que servir de ejemplo para otras personas que atraviesan esta misma enfermedad, u otras circunstancias que ciegan para ver con optimismo el futuro”.

Por su parte Rodrigo Navarro agradeció el reconocimiento y dijo que “es un honor, una caricia para el alma. Cuando me enfermé tenía 24 años y entré en una gran depresión, después encontré gente con la enfermedad más avanzada que hacia cosas y seguía adelante y allí comprendí que tenía que ponerle garra a la vida y eso me devolvió la esperanza”.

Rodrigo entrenó dos años antes de subir el Aconcagua y ahora quiere correr una maratón completa de 48 kilómetros para lo cual ya está entrenando.”Todos tenemos una montaña interna que atravesar .Se puede, con amor y perseverancia, se puede cruzar”, aseguró el joven.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here