Entrevistar al fundador del diario en el que uno dio sus primeros pasos y recordarle que él fue quien le explicó, hace 27 años, lo que era el “papel pautado” no tendría nada de curioso. Sólo que como la nota se realiza vía Skype, a años luz de esa entrañable y prehistórica herramienta del periodismo gráfico, el dato se vuelve pintoresco: el hombre que en aquel Página/12, en una charla con los pasantes, indicaba que la crónica debía ser escrita a máquina en esa hoja mate con marco celeste, capaz de contener “30 líneas a 70 espacios”, ahora se muestra cómodo del otro lado de la computadora, en Miami. Jorge Lanata no sólo ha sabido acompañar la evolución del medio, sino que le ha ganado a su propia evolución. Referente de la conducción periodística, hoy salta de carril para animarse al entretenimiento: desde las 22.30 estará al frente de El argentino más inteligente, por El Trece.

Hubo gente que criticó el título del programa, como si hubiera arrogancia de tu parte…

Es que no soy yo. Yo lo estoy buscando.

¿Pero te considerás un tipo inteligente?

Sí, pero de ninguna manera el más inteligente de la Argentina. Si no, competiría. Y me gustaría ganar.

   Te puede gustar o no, pero Lanata es claro. Por eso, más allá de la distancia y de la dificultad para poder mirarse a los ojos, él se las ingenia para diluir la tensión que genera el modo Skype, en el que uno no sabe si estar atento a la pantallita para ver si está en cuadro o sólo seguir a un relajado Lanata, de camisa beige, cuya imagen puede correrse de a ratitos de esa ventanita, pero su voz no se pierde nunca. No es un descubrimiento decir que sabe comunicar.

Ida y vuelta. Lanata vive 15 días en Buenos Aires y 15 en Miami. Y cuando está en los Estados Unidos conduce la radio desde un estudio de CNN.

   Tras cuatro temporadas de Periodismo para todos (de 2012 a 2015, por El Trece), ahora optó por cambiar de registro. Al menos en TV: “Al final terminé laburando mucho más este año que el pasado. Yo pensaba estar más tranquilo, pero todo ese deseo fue medio al pedo. Estoy con 40 cosas a la vez. La idea de hacer un programa que no fuera político tenía que ver con que yo pienso que, más allá de que hagamos especiales como el que hicimos, PPT ya cumplió un ciclo. Día D lo hice 4 ó 5 años, también, y paré. Después me gusta hacer otra cosa. Estoy canalizando lo político por la radio (conduce Lanata sin filtro, a las 10, por Mitre), el diario (escribe en Clarín), Telenoche o algún especial y con esto voy a hacer algo que nunca hice: un programa de formato. Es rarísimo para mí, porque estoy acostumbrado a improvisar todo y acá no se pueden modificar muchas cosas”.

LEÉR MÁS  Pronóstico: toda la semana con altas temperaturas

¿Pero va a ser “un programa de Lanata”?

Obvio. Es “un programa de Lanata”, porque desde que empecé (grabaron varias emisiones) ya le cambié todo.

¿Por qué elegiste el entretenimiento?

Mirá, hace por lo menos diez años había tenido un proyecto con Telefe, que al final el canal levantó. Y siempre vuelvo a querer hacer alguna cosa que no sea política. Ahora se dio. Y aparte me parece que tengo que ver con la convocatoria, en el sentido de que la gente me puede identificar con lo de la inteligencia. Capaz yo no regalaría un viaje a Bariloche o no haría un juego de pelotitas. Acá hay una idea muy interesante, original: todas las emisiones son diferentes y siempre hay pruebas distintas que refieren a seis tipos de inteligencia (ver Un programa para…), basadas en la teoría de Howard Gardner, al que curiosamente yo había entrevistado cuando hice para Turner el ciclo 26 personas para salvar al mundo. Actualmente se habla de nueve tipos de inteligencia. Uno puede no saber nunca que tuvo una determinada si nadie lo ayudó o se le despertó por algún lado. Y nos pasó en un programa, que un pibe no tenía idea de que tenía inteligencia musical y el tipo era buenísimo. Nunca se había puesto a comparar melodías o a distinguir instrumentos en una orquesta.

¿Con esto descubriste algo de vos?

Lo que hago en este programa no es tan distinto a lo que hago en Mitre: en ese sentido la radio te acerca más a la información general, te permite hablar de todo con la gente, poder hacer chistes. Lo que no va a haber es información dura. Y lo que comprobé es lo competitivo que somos todos al respecto, porque querer ser el más inteligente es algo que nos viene de chiquitos. Eso da orgullo. Por eso creo que fomentamos un buen valor. No es que estamos premiando un culo o la suerte.

LEÉR MÁS  Relato desesperado de dos tandilenses luchando contra un tornado

¿Carecés de alguna de esas inteligencias?

Tengo asumido que en el caso de la musical no soy capaz de tocar ni el timbre. Soy completamente sordo. Sí tengo buena capacidad de observación, pero hay un juego que no pasé.

¿Cuál?

Uno en el que cinco personas con distintas ropas cruzan el estudio y vos tenés que decir qué tenía puesto cada uno. Demanda mucha concentración. Los de formar palabras sí son fáciles para mí.

    Sobre la ausencia de su rol periodístico todos los domingos, aclara que “no me siento para nada alejado de la política. Cuando está pasando algo estoy al aire, porque voy a Telenoche o hago un especial. No creo en hacer 10 años un mismo programa. Y eso que me fui con 20 puntos. En la tele, cuando una cosa funciona no se la cambia. Y yo no soy un tipo de la tele en ese sentido… A mí me gusta meterme en quilombos”.

   De hecho, ahora vive 15 días en Buenos Aires y 15 en Miami. Cuando está allá hace su programa de radio desde un estudio de CNN (su voz sale impecable), prepara su proyecto de Internet (se llamará Ducto) con gente de los Estados Unidos, Colombia y México. Y proyecta los documentales que realizará el año que viene (uno será sobre los ‘70). “Así fue mi carrera, siempre. Así es mi vida, con varios frentes. Me gusta probar, animarme, cambiar”, verbos a los que el hombre que está del otro lado de la tecnología sabe sacarles jugo, sin por eso dejar de sonreír al evocar al viejo y querido papel pautado.

RECUADROS

-Sobre Cristina: ”La mayoría no quiere que vuelva”

El lunes 11, cuando la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner viajó a Buenos Aires para presentarse a declarar, Jorge Lanata estaba en Miami. Y veía su andar -y su bailar- por TV: “Me agarró acá… Una depresión horrible verlo así. Pero fue muy interesante observar cómo Cristina pudo transformar un hecho judicial en un hecho político. Ella es muy hábil en eso. Hizo al revés de (Mauricio) Macri, que a una denuncia judicial como la de la off shore no pudo darle una respuesta política”.

LEÉR MÁS  La justicia evalúa que el submarino no sea hallado nunca más

   Acerca de la movilización de esos días, dice que “es el kirchnerismo residual. No creo que el kirchnerismo hoy tenga fuerza para recomponerse. Si tenés capacidad de movilización, desde el punto de vista medio clientelar, como tienen los K, podés mover gente, pero eso no es representativo de algo. Creo que su vuelta nos dio a todos una sensación de pasado increíble. La mayoría no quiere que vuelva”.

    Y entiende que “volvió un par de días a la escena política, pero hoy seguimos hablando de ella por La Rosadita y no por su reaparición. Si la investigación de (Sebastián) Casanello avanza, lo lógico es que esa investigación termine en Cristina”.

¿Que termine cómo? ¿Imaginás que pueda quedar presa?

Yo creo que sería sano para la Argentina que eso pasara. Y sería un punto de inflexión en la historia. Por primera vez la Argentina podría empezar a cambiar en serio.

-Un programa para usar la cabeza

Si bien la dinámica será siempre la misma -cuatro participantes que buscarán un pase a la final-, cada semana habrá desafíos distintos. Así fue concebido Canada’s Smartest Person, el programa que tuvo dos temporadas exitosas en su país y ahora llega aquí reversionado como El argentino más inteligente.

Las pruebas que deberán enfrentar están basadas en la ‘Teoría de las Inteligencias Múltiples’: Visual, Musical, Lingüística, Social, Física y Lógica. El conductor aclara que “no se trata del nivel cultural, sino de la capacidad de resolver diferente tipo de problemas”.

Realizado por Mandarina -la productora de Mariano Chihade, marido de Mariana Fabbiani-, El argentino… contará cada semana con un famoso invitado: Mario Pergolini será el encargado de cortar hoy la cinta inaugural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here