El cantante Sergio Galleguillo regresó al festival para escribir una nueva página en el campo de la Doma y el Folclore de Jesús María, con todas esas grandes canciones que forman parte de una carrera consagratoria.

Con un amplio repertorio en el que incluyó los más grandes éxitos de su carrera, el cantante hizo delirar a la todos los presentes que lo aguardaron expectante desde las primeras horas de la noche.

Cerca de la 1.40 se apagaron las luces del anfiteatro y se abrieron las puertas de campo de la doma para dar lugar a lo que más adelante sería la pista de baile en una fiesta riojana impresionante.

El ”Gallo” abrió “Con una lagrima en el corazón”, “Que linda que La Rioja”, “Zamba de la bailarina” y “Vuelve conmigo”.

LEÉR MÁS  Denuncian a enviados del Vaticano por no colaborar con la investigación del Próvolo

“¡Viva Jesús María! ¿¡Estamos de fiesta o no?! ¡Vamos a bailar!”, arengó, para después seguir con “Mi taleñita” y “Niñachay”, recordando a su familia.

“Anoché soñé con vos”, el tema que desató el delirio de todos. Fue tal la fiesta que trajo el riojano que el público, en distintos sectores del lugar, hacía “pogos” y “trencitos” en honor a la auténtica fiesta chayera.

En una noche donde hubo mucha presencia de artistas invitados, Galleguillo se sumó a la movida para no quedarse afuera.

“Este es uno de los capos de la cumbia santafesina”, dijo mientras presentaba a Sergio Torres, para así cantar a dúo “Zamba para olvidar”.

Luego continuaron con el sencillo cuartetero “La carta”, en donde en varias oportunidades cedieron el micrófono a la multitud que coreó la letra de la canción a todo pulmón.

LEÉR MÁS  Atuel: La Corte convocó a Mendoza a una nueva audiencia de conciliación

Más adelante, con una murga sideral, Jesús María se convirtió por unos segundos en el Carnaval de Río. La batucada de percusión, de gran actuación, procedió a dar pie al hit “El camión Germán”.

Por esos momentos ya se podía apreciar un estadio repleto con la gente tirando harina para arriba para que todos terminen bañados de polvo blanco disfrutando de un tremendo show.

“Tenemos que divertirnos siempre, para eso venimos a los festivales”, dijo antes de hacer honor a su amistad con el “Chaqueño” Palavecino y cantar una ”chacarera chaqueña” para que su hija mayor, Andrea, baile con el coreógrafo Ángel Carabajal.

Para poner en clima de una verdadera fiesta de la chaya riojana sonó “La Guarachaya”, con su pegadizo estribillo “Y todos a saltar, con harina y albahaca todo es felicidad”.

LEÉR MÁS  Fueron papás, murió su bebé y donaron los órganos para salvar a los hijos de otros

La harina, junto a la albahaca, tiñó a todos los que vibraban al ritmo del riojano mientras el público enloquecía con las melodías que bajaban del José Hernández.

“Si algún día pueden ir para mi Rioja vayan, los invito. Yo soy nacido allí, en la tierra del carnaval”, expresó el cantante.

Ya culminando su brillante performance, interpretó “Carnaval en La Rioja”.

“Margarita” y “Belén en los carnavales” fueron las dos canciones que les dedicó a todas las mujeres presentes. “Viva la mujer argentina. Ni una menos. No tengamos violencia”, dijo.

“Ay porque será”, con ukelele en mano, fue la canción con la que finalizó su aparición.

Toda la gente terminó vibrando con el más fiestero de los cantantes folclóricos, que volvió a demostrar que es local en tierras cordobesas.

Fuente: Cadena 3

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here