Durarán toda la jornada de hoy, declarado feriado. Sin embargo, la violencia no cesa.

La población en Bagdad celebra desde la medianoche local la retirada militar estadounidense de ciudades y pueblos iraquíes, más de seis años después de la invasión, pero la violencia sigue presente en el país árabe.

La cadena de televisión Al Jazeera, que citó fuentes militares, informó que cuatro soldados estadounidenses murieron hoy a raíz de las heridas sufridas ayer en un enfrentamiento armado.

Más de 250 personas murieron en atentados en Irak en poco más de una semana, y el aumento de la violencia generó temores de que la insurgencia robustezca sus operaciones en las áreas urbanas del país una vez que se retiren las tropas estadounidenses.

LEÉR MÁS  Hermana de un tripulante: “No los dejen morir”

Sin embargo, el comandante en jefe de las tropas estadounidenses en Medio Oriente dijo ayer que las fuerzas de seguridad iraquíes están listas para el combate a la insurgencia pese a la reciente ola de ataques.

Y el ejército iraquí dijo que sus fuerzas ya están preparadas.

Mientras fuegos artificiales iluminaron el oscurecido cielo de Bagdad en la medianoche iraquí para celebrar el traspaso de la seguridad urbana a las fuerzas iraquíes, miles de iraquíes salieron a las calles para festejar.

LEÉR MÁS  “Adiós amor”: la despedida de la esposa del submarinista de Palmira

Esas celebraciones durarán toda la jornada de hoy dado que el primer ministro, Nuri Al Maliki, declaró feriado como Día de la Soberanía Nacional.

Las fuerzas de seguridad iraquíes tomaron control de Bagdad y otras ciudades del país luego de que las tropas estadounidenses abandonaron las áreas urbanas en virtud de un acuerdo con el gobierno de Irak.

Así, los 134.000 soldados estadounidenses estacionados en Irak se retiran a sus bases fuera de las localidades y la seguridad, además de quedar en manos de la policía y el Ejército de Irak, estará también en la de milicias formadas por lídes tribales con ayuda de Estados Unidos.

LEÉR MÁS  Un maestro abusó de sus alumnos de jardín

No obstante, en Irak las posiciones en torno a la retirada no son coincidentes: mientras algunos, absolutamente contrarios a la presencia de los estadounidenses en su país, esperan la retirada total de los ocupantes a fines de 2011, otros iraquíes temen que esa retirada aumente los atentados.

Funcionarios estadounidenses e iraquíes aceptaron esta última posibilidad y advirtieron que se puede esperar más violencia en los próximos días, pero lo analizaron como parte de un intento de la insurgencia de minar la confianza en el gobierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here