En la reunión, el contador García, informó que se prevé que la producción total del país, que contempla a todas las provincias vitivinícolas, es de 23.617.192 quintales, un 8% más de los 21.846.136 quintales de la Vendimia 2009. Además, aclaró que la cifra contempla todas las uvas, es decir, de consumo en fresco, vinificar, mosto y pasas.

 

Al respecto, el presidente del Organismo, consideró que “la presente cosecha es muy buena en cuanto a la calidad, lo que posteriormente se trasladará a nuestros vinos. En cuanto a la cantidad, si bien no es la cosecha ideal, se registra un aumento del 8% respecto del año pasado, que fue la producción más baja de los últimos diez años.”

Siguiendo la tendencia en alza, las principales provincias productoras, Mendoza y San Juan, totalizarían 22.207.422 quintales, un 9,2% más de los 20.322.197 cosechados en el 2009.

 

Para la provincia de Mendoza, se espera una producción de 16.502.194 quintales, lo que representa un aumento del 15,4% con respecto al 2009. El Lic. Guiñazú explicó que el incremento de la producción se fundamenta en: ausencia de heladas tempranas, precipitaciones que disminuyeron los efectos negativos de las altas temperaturas y a una sanidad muy buena. Sin embargo, se destacó que la disminución que se presenta con relación a la primera etapa del pronóstico de diciembre de 2009, se debe al efecto del granizo, las olas de calor y la falta de humedad ambiental, observándose heterogeneidad de tamaño y grado de madurez de las bayas en algunas variedades y zonas.

LEÉR MÁS  Desalojaron el Hospital Central por una amenaza de bomba

 

Para la provincia de San Juan se prevé una producción de 5.705.000 quintales, lo que significa una disminución del 5,27% con relación a la Vendimia 2009. Esto es consecuencia de los accidentes climáticos registrados como: heladas tardías que afectaron a variedades tempranas y granizo en distritos de mucha producción. Además, los vientos fuertes y continuos provocaron problemas de floración y cuaje. El Lic.

LEÉR MÁS  Ya hay 10 mil mendocinos que se inscribieron para trabajar con Uber

Guiñazú destacó que las principales diferencias con Mendoza, fueron la baja amplitud térmica (con temperaturas máximas por encima de los 35ºC

y mínimas muy altas), la falta de humedad y los problemas de agua que determinaron una disminución en el calibre de las bayas. Estos factores incidieron en la disminución de la producción, considerando a la primera etapa del pronóstico diciembre de 2009.

 

En el resto de las provincias productoras, se cosecharían 1.409.770 quintales, cifra inferior a los 1.523.939 del 2009. Entre las provincias que aumentarían su producción se encuentran Salta, Río Negro y Neuquén. Mientras que La Rioja, Catamarca y Córdoba, al igual que San Juan, presentarían una disminución, en comparación con el 2009.

 

Teniendo en cuenta el ajuste del pronóstico, el presidente del INV estimó que el “que el 2010, será tan difícil como el año pasado, ya que no se pueden recomponer los stocks. El stock de vino de color seguirá acotado. En tanto que los vinos blancos, va a depender de lo que se destine a mosto”.

LEÉR MÁS  Desalojaron el Hospital Central por una amenaza de bomba

 

Acerca del Pronóstico 2010

El pronóstico para la cosecha 2010 se realizó en todas las provincias vitivinícolas del país. Como todos los años, está a cargo de personal técnico del INV.

 

Este año se amplió la cantidad de personal afectado y de parcelas involucradas. Otra particularidad es que se agregó una tercera etapa del pronóstico, que contempla una revisión de los datos de febrero, que se completará hasta el 5 de marzo. Para ello, se tendrán en cuenta las zonas más productivas del país, Este y Norte de Mendoza y, Sur y Este de San Juan. Este será un trabajo interno del INV, que permitirá revisar las cifras y se hará público si es necesario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here