El nivel máximo de la crecida se alcanzó en la mañana de hoy martes y los servicios de rescate suponen que a partir de ahora el agua retrocerá lentamente, informó la agencia dpa.

Horsham, en el estado de Victoria, no había sufrido inundaciones tan graves en más de cien años. La ciudad, que se encuentra a mitad de camino entre Melbourne y Adelaida, tiene 14.000 habitantes.

LEÉR MÁS  ¿Cómo estará el clima esta semana en Mendoza?

Mientras, en Warracknabeal, en el noroeste del estado, se desató la alarma por inundaciones. En la ciudad, a unos 300 kilómetros al noroeste de Melbourne, 2.500 personas tuvieron que ser desalojadas tras la crecida peligrosa del río Yarriambiack.

Más de 50 localidades están amenazadas en el estado, como Quantong, Jeparit o Kerang, con casi 4.000 habitantes, donde el agua podría acabar con el tendido eléctrico.

LEÉR MÁS  Mató al novio de su ex al verlos juntos en una red social

Tras las graves inundaciones en Queensland y la costa noreste del país, que desataron la peor catástrofe natural de la historia de Australia, el agua sube ahora en el sureste.

El gobierno australiano no descarta crear un impuesto especial para financiar los daños millonarios de la catástrofe. ”Sé que se necesitará mucho dinero y esfuerzo para la reconstrucción”, dijo la primera ministra, Julia Gillard.

LEÉR MÁS  Anunciaron tormentas severas y posibilidad de granizo para Mendoza

Pero falta aún saber la suma definitiva. El banco ANZ evalúa los daños en 20.000 millones de dólares australianos, unos 15.000 millones de euros.

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here