El Ministerio de Desarrollo Social y Derechos Humanos a través de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia participará de los actos de Vendimia con la Campaña del “Buentrato”. De esta manera, niños y niñas serán los encargados de distribuir entre mendocinos y turistas, material sobre el trato respetuoso hacia los más pequeños, promocionando sus derechos.

A través de esta propuesta, se busca profundizar las acciones desarrolladas en el marco de la campaña, impulsada a nivel nacional por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y UNICEF Argentina. Ésta tiene por objeto incluir la palabra “buentrato” en el diccionario de la Real Academia Española, promoviéndolo y concientizando a la ciudadanía. En agosto de 2014, la DINAF adhirió formalmente a esta campaña.

Una creencia común, culturalmente aceptada, es la idea de que los “chirlos” son parte necesaria de la educación de los más chicos. O bien, que una “cachetada dada a tiempo” o un “cintazo” garantizan una buena crianza y son la única forma de resolver determinados problemas. Sin embargo, la violencia es el principal tema de consulta y/o asesoramiento en los distintos ámbitos de recepción de denuncias. Así lo demuestra el relevamiento realizado sobre la situación de niños, niñas y adolescentes sin cuidados parentales. Por el contrario, la violencia nunca representa una solución. Todos los chicos y chicas tienen derecho a ser tratados con amor y respeto.

LEÉR MÁS  Partió el Skandi Patagonia, la gran esperanza para encontrar el ARA San Juan

Esta campaña tiene como objetivos sensibilizar a la ciudadanía; impulsar la intolerancia hacia toda forma de violencia contra niños, niñas y adolescentes e Impulsar la Ley de Prohibición de Castigo Corporal hacia niños, niñas y adolescentes

¿Por qué razones es necesaria esta campaña?

Otros datos que fundamentan la necesidad de concientizar sobre el buentrato son los siguientes:

• El 44% de los niños y niñas que ingresan a instituciones de cuidado lo hacen por motivos de violencia y el 13 % por abuso sexual. La violencia es el principal tema de consulta y/o asesoramiento en los distintos organismos de recepción de denuncias.
• El uso de insultos aumenta cuando se incrementa la edad de los niños, así como otros castigos: el zamarreo en el 22,6% de los encuestados; el chirlo, en un 25,9% y el golpe en una extremidad, en el 15,8%. A su vez, pegar con objetos, golpes en la cabeza y palizas, representan un 5,6 y un 4,1% y se concentra entre los niños y niñas más pequeños.

LEÉR MÁS  Fase crítica: “No hay ningún rastro del submarino”, dijo el vocero de la Armada

• Asimismo, el 65,3% de los entrevistados por la Encuesta sobre Condiciones de Vida de Niñez y Adolescencia (ECOVNA) consideró que es adecuado castigar a los chicos de alguna forma, pero no físicamente. Mientras que un 3,7 por ciento estuvo de acuerdo con el castigo físico en la crianza.

• El 42% de los padres de niños de 2 a 5 años reconocieron que le ha pegado un chirlo a sus chicos como modo de castigo físico. El 13,9 % le pegó en alguna extremidad. Además, al 20% de los chicos entre 12 y 17 años sus padres los insultaron durante el mes previo a la encuesta.

LEÉR MÁS  Sanjuanina prostituía y abusaba sexualmente de sus 3 hijos

• Finalmente, la violencia, el maltrato y el abuso son los problemas más frecuentes que se les plantean a las Áreas de Promoción y Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes en la República Argentina. Representan un 31% de los casos.

Teniendo en cuenta la situación planteada por estos datos y las recomendaciones realizadas por las Naciones Unidas fue que se implementó la campaña por el buentrato a nivel nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here